Jefe opositor anuncia protesta multitudinaria en Johannesburgo

0
336

Julius MalemaEl líder opositor sudafricano Julius Malema anunció que está planeando una protesta cívica gigante que provocará el cierre de numerosos negocios en Johannesburgo y repercutirá en todo el país.

En declaraciones al dominical Sunday Times, el jefe del partido de extrema izquierda Combatientes por la Libertad Económica (EFF) adelantó que para la marcha en el este de la provincia Gauteng convocará a 50 mil de sus partidarios.

Malema argumentó que la movilización será para criticar el tratamiento que un grupo de diputados del EFF recibieron hace dos semanas por parte de la junta directiva de la Legislatura Provincial de Gauteng (LPG).

Por otro lado, el controvertido dirigente opositor destacó que su organización solo tiene un año de vida y ya compite políticamente en el Parlamento con partidos establecidos como el Congreso Nacional Africano o Alianza Democrática.

Actualmente el EFF es el tercer mayor partido en ambas cámaras del Parlamento sudafricano, luego que obtuvo un millón 169 mil 259 votos en los comicios generales de mayo, lo que representó un 6,35 por ciento del sufragio nacional en 2014.

El foro de Malema, que propugna el anticapitalismo, el antiimperialismo, y el panafricanismo, ocupa 25 escaños en la Asamblea Nacional de 400 miembros y siete butacas en el Consejo General de las Provincias (cámara alta), con 90 legisladores.

La Legislatura de Gauteng -que contiene a las grandes ciudades de Pretoria y Johannesburgo- presentó hace cuatro días cargos criminales por vandalismo e intimidación contra los líderes del partido minoritario Combatientes por la Libertad Económica.

Las acusaciones, que incluyen violación de perímetros estatales, están principalmente dirigidas hacia el jefe máximo del grupo político de izquierda radical, Malema.

Cientos de seguidores del EFF marcharon hace dos semanas en Johannesburgo para protestar por una expulsión de varios de sus representantes de la sede del órgano legislativo en la capital provincial.

La movilización terminó finalmente con un plantón ciudadano ante el edificio del gobierno y la policía tuvo que intervenir para desalojar a los demandantes, explicó un comunicado de la LPG.

Según la fuente se registraron acciones violentas por parte de miembros del EFF que irrumpieron sin autorización en el edificio y rompieron puertas de cristal, entre otros implementos y artículos en la instalación.

Unidades del orden público tuvieron que dispersar a la multitud con el uso de balas de goma, granadas de aturdimiento y gases lacrimógenos.