Jean Pierre Bemba culpable de crímenes de guerra y contra la Humanidad

0
165

Jean-Pierre BembaEl ex líder rebelde congoleño Jean Pierre Bemba, arrestado en Bruselas en 2008, fue declarado culpable este lunes por la Corte Penal Internacional (CPI) de dos cargos: tres delitos de crímenes de guerra y dos delitos de crímenes contra la humanidad.

El tribunal alegó que Bemba, cuyo proceso judicial ha tardado casi seis años en completarse, permitió que más de 1.000 combatientes de sus filas, el Movimiento de Liberación del Congo (MLC), matasen, violasen y saquearan durante cinco meses en la vecina República Centroafricana entre 2002 y 2003. Se trata de un juicio histórico para el tribunal internacional por ser la primera vez que se condena a una persona por los crímenes que otras cometieron bajo su mandato y que el tribunal se centra en la violación como arma de guerra.

El fiscal jefe de la CPI Fatou Bensouda expresó tal victoria resaltando la terrible realidad de los crímenes: “Esta decisión debe de ser celebrada, ya que con ella se confirma que los comandantes son responsables de los actos que comenten de las fuerzas bajo su control”.

La violación como arma de guerra ha sido utilizada en conflictos africanos con una agresividad sin precedentes en la República Centroafricana y la República Democrática del Congo, donde aún perduran. Desde la fundación de la CPI en 2002, tan sólo otras dos personas han sido condenadas: Germain Katanga y Thomas Lubanga, también ex jefes militares congoleños pero de menor rango.

El historial de Bemba, proveniente de una familia adinerada, se remonta a 1998, cuando formó su grupo rebelde -el MLC- y apareció en la escena militar congoleña.Cinco años después se convirtió en vicepresidente de la República Democrática del Congo y en 2006 perdió las elecciones contra Joseph Kabila, a pesar de que había conseguido grandes apoyos en la capital, Kinshasa, y en la zona oeste del país.

La defensa del líder rebelde alegó que una vez que las tropas del MLC traspasaron las fronteras hasta la República Centroafricana ya no estaban bajo su mandato. Un argumento que el juez desestimó incidiendo en que Bemba, sí que tenía un control efectivo de las tropas. Hasta que se conozca la sentencia final, el acusado permanecerá en custodia policial.