Japón terminará en mayo su misión en Sudán del Sur

0
289
Japón concluirá su misión de paz en Sudán del Sur en mayo, en medio de acusaciones de encubrimiento de evidencias sobre el deterioro de la seguridad en zonas donde había soldados japoneses estacionados.

Los 350 soldados nipones forman parte de una misión de mantenimiento de la paz para supuestamente proteger a los civiles de una guerra civil entre dos contendientes por la presidencia del sur de Sudán.

El primer ministro Shinzo Abe afirmó que las tropas regresan a casa porque habían cumplido su misión, y mencionó el número de caminos reparados, así como la ejecución de otros proyectos similares.

El jefe del gabinete, Yoshihide Suga, explicó que las áreas donde están estacionadas las tropas estaban estables y ‘relativamente seguras’ de los efectos de la guerra civil.

Los registros oficiales, sin embargo, parecían contradecir esas declaraciones.

En los mismos se señaló que los combates en la capital de Juba, Sudán del Sur, estallaron el verano pasado cuando cientos de civiles fueron asesinados.

Bajo la antigua ley japonesa, no se supone el envío de efectivos a zonas donde hay conflicto, de ahí que la misión estuviera destinada, en términos legales, a mantener la paz, no ayudar a un lado u otro.

Esas tropas japonesas fueron las primeras enviadas bajo una controversial nueva ley de seguridad aprobada en 2014 en este país, la cual permite a los militares llevar consigo armamentos y, si es necesario, acudir en ayuda de otras fuerzas de paz.

Abe sostuvo que la seguridad de los soldados estaba garantizada y consideró dimitir si uno de ellos muriera en la misión.

En tanto, aún no aparecen los registros de actividad de las tropas de Japón en Sudán del Sur donde se describen las condiciones y acciones desarrolladas, en medio de reclamos parlamentarios al respecto.