Jalifa Haftar afirma que Libia «no está aún preparado para la democracia»

0
472

El mariscal de campo Jalifa Haftar, que encabeza el Ejército leal al gobierno asentado en el este de Libia, ha afirmado este martes que el país «no está aún preparado para la democracia», agregando que si las próximas elecciones «son un fracaso», sus fuerzas «se harán con el control de todo el país».

«Es necesario que las elecciones sean celebradas antes de que los cargos electos logren un acuerdo sobre la Constitución. La votación debe ser obligatoria para todos los libios y las elecciones deben celebrarse cuanto antes con claridad y transparencia», ha subrayado, en declaraciones concedidas a la revista ‘Jeune Afrique’.

«Nuestra paciencia está siendo puesta a prueba, y si las elecciones terminan otra vez en un estancamiento, usaremos nuestras células durmientes en las zonas que no están bajo nuestro control para hacernos con todo el país», ha advertido.

Así, ha cargado contra el primer ministro del gobierno de unidad, Fayez Serraj, del que ha dicho que es una persona «débil» controlada por las milicias de la capital, Trípoli.

«No tiene las manos libres. Sólo da órdenes verbales sin planes a largo plazo. Intentamos llevarle a ser estricto, sin éxito», ha manifestado, tal y como ha recogido el diario local ‘The Libya Observer’.

Haftar ha dicho además que Argelia podría jugar un papel de mediador neutral en el conflicto en el país, pidiendo además evitar que la organización islamista Hermanos Musulmanes participe en ellas «por estar vinculada con los terroristas».

En este sentido, ha señalado que el enviado especial de Naciones Unidas para Libia, Ghasán Salamé, «debe ser consciente de esto y tenerlo en cuenta».

Haftar ha criticado también a Saif al Islam, hijo del fallecido líder libio Muamar Gadafi, por su intención de presentarse a las elecciones, afirmando que está siendo utilizado. «Algunas personas inocentes aún creen en él», ha remachado.

Las palabras de Haftar llegan algo más de una semana después de que el Ejército bajo las órdenes de Haftar se mostrara conforme con la celebración de elecciones parlamentarias y presidenciales en 2018, reclamando a sus seguidores que se inscriban en el registro electoral.

El propio Haftar dijo el 17 de diciembre que escuchará «la voluntad del pueblo libre libio» e insinuó que podría presentarse a los próximos comicios.

La ONU afirmó a principios de diciembre que estaba intentando fomentar las condiciones adecuadas para la celebración de elecciones el año que viene, en el marco del ‘plan de acción’ de Salamé.

El propio Salamé afirmó a mediados de noviembre que su ‘plan de acción’ había logrado «avances significativos» durante los últimos dos meses, destacando la existencia de «debates constructivos y pacíficos sobre el futuro del país».

El gobierno de unidad surgido tras un acuerdo mediado por Naciones Unidas se instaló en 2016 en la capital para intentar unificar el país políticamente, aunque por el momento la situación sigue altamente fragmentada.

El gobierno asentado en el este del país ha rechazado la autoridad del gobierno de unidad y el Ejército leal a este Ejecutivo ha realizado avances hacia el oeste y el sur del país en los últimos meses.