Jacob Zuma pide el fin de la disensión en su partido

0
400

El presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, ha pedido a su partido, el histórico Congreso Nacional Africano, que ponga fin a los enfrentamientos internos y se dedique en su lugar a recuperar el apoyo que ha perdido entre la opinión pública, en respuesta a las críticas dentro del grupo que exigen su dimisión por los graves escándalos de corrupción que casi arruinan los resultados en las últimas elecciones locales de agosto.

Zuma, que el próximo mes de diciembre abandonará el liderato del partido, ha sido también acusado de ignorar los indicios que avisaban de un declive en las encuestas y de estar cada vez más disociado de la realidad, tras declarar por ejemplo que el partido «tenía el respaldo de Dios» y que se proponía «seguir gobernadno hasta la segunda venida de Cristo».

Sin embargo, en la celebración del 105 aniversario del partido que ha tenido hoy en el estadio Orlando de Johannesburgo, Zuma ha adoptado un tono más conciliador. «Nuestra gente nos ha dicho que hemos aparentado estar demasiado ocupados enfrentándonos entre nosotros, sin prestar la atención que merecían sus necesidades», ha proclamado ante miles de seguidores». «Debemos dar esperanza a la gente y luchar contra nuestros enemigos comunes, no contra nosotros mismos», ha añadido.

De cara a su sucesión al frente del partido, existen varios frentes. El primero es el liderado por la influyente Liga Femenina del Congreso Nacional Africano, que ha propuesto a la ex esposa de Zuma y actual presidenta de la Unión Africana Nkosazana Dlamini-Zuma.

Sin embargo, se tendrá enfrentar con casi toda probabilidad al ex sindicalista reconvertido en magnate y actual vicepresidente, Cyril Ramaphosa, quien cuenta con el apoyo de las uniones obreras aunque ninguno de los dos ha anunciado por el momento su intención de presentarse.