Izquierda española critica acuerdo europeo para controlar inmigración

0
230
El líder del partido español Izquierda Unida (IU), Alberto Garzón, reprobó hoy el acuerdo de mínimos alcanzado la víspera por los líderes europeos con el fin de superar sus profundas divergencias en materia de inmigración.

Al referirse a la recién concluida cumbre de la Unión Europea (UE), centrada en la crisis migratoria, Garzón lamentó que el bloque fuera dócil frente a los discursos xenófobos y racistas de la extrema derecha hacia los refugiados.

‘Estamos muy preocupados por la deriva de la UE, esto es gravísimo’, subrayó el coordinador federal de IU, quien llamó a consensuar una respuesta contundente ante el drama que se vive en el mar Mediterráneo, con miles de muertos en los últimos años.

Recordó el más reciente episodio ocurrido en esa peligrosa vía marítima, con las más de 100 personas que se ahogaron la víspera frente a las costas de Libia con la complicidad de algunas naciones que, denunció, boicotean poder llegar a acuerdos más profundos.

Manifestó que ante este drama humanitario y frente a un problema de esa envergadura, esperaba que el llamado viejo continente diese una respuesta contundente para salvaguardar los derechos humanos.

Sin embargo, insistió, ‘cuando sales de un Consejo Europeo (cumbre de la UE) con un acuerdo que es del agrado de la extrema derecha, evidentemente tenemos un problema como países desarrollados’.

Tras el Consejo celebrado la víspera en Bruselas, el primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, deploró en rueda de prensa la falta de ‘valores europeos’ de algunos miembros del club comunitario.

‘Lo que entendíamos como valores fundadores de la UE: la solidaridad, el humanismo, el respeto a los derechos humanos y al derecho internacional, no son compartidos por todos los Estados miembros’, enfatizó.

A su juicio, la UE está dividida en dos percepciones: una autoritaria, antiinmigración, y otra más democrática y humanista’.

Asociaciones de derechos humanos expresaron su decepción ante los resultados alcanzados por el bloque en materia de migración y reclamaron una política común que regule los flujos migratorios de manera legal y segura para las personas.

‘Lamentamos que los líderes europeos hayan acordado una vez más medidas que ponen en peligro la vida de personas y derechos tan básicos como el asilo’, indicó la Comisión Española de Ayuda al Refugiado.