IU E ICV piden en la Eurocámara el cierre de los CIE en España

0
254

Cie MalagaLa eurodiputada de Izquierda Unida, Marina Albiol, y el de ICV, Ernest Urtasun, ha denunciado en la Eurocámara las violaciones de Derechos Humanos que se cometen en los Centros de Internamiento de Inmigrantes (CEI) en España. Además, han reclamado su cierre, al tiempo que han criticado las medidas aprobadas por los Veintiocho este lunes para hacer frente al drama de la inmigración en el Mediterráneo por considerarlas “hipócritas”

Albiol, que visitó los CEI de Algeciras y Tarifa en noviembre de 2014 y el de Zapadores de Valencia en diciembre de 2012 y el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Melilla en enero de este año, ha criticado que “no dejan entrar a los medios de comunicación” en los centros de internamiento para “ocultar a los ciudadanos”. Así, ha denucniado que “a escasos metros muchas veces de su casa hay un agujero negro para los Derechos Humanos” en una rueda de prensa en la Eurocámara en apoyo de la presentación de la campaña ‘Open Access Now’.

La eurodiputada de Izquierda Unida ha denunciado la existencia “constante” de “celdas de castigo” o “aislamiento” conocidas en el CIE de Algeciras con “el eufemismo de celda para pensar”, “asistencia médica insuficiente o la falta de información” en los CIES para aquellas personas que puedan acogerse a mecanismos de protección internacional” y que “muchos” sean “tipo cárcel”, como el de Algeciras, una antigua cárcel cerrada en 2000 “por el mal estado” de sus instalaciones y reabierto como CIE en 2004 “sin ningún tipo de reforma”.

    También ha denunciado que conocieron en este centro de Algeciras a “una china que decía tener 15 años” y que comprobaron que “era muy evidente que era menor de edad” y “fue expulsada la semana siguiente”.

El eurodiputado de ICV, Ernest Urtasun, también ha denunciado que en el CIE de la zona franca de Barcelona, que visitó en octubre de 2014 “hay todo tipo de vulneraciones de lo que son derechos fundamentales”, en primer lugar por la “deficiencia de la asistencia sanitaria”, recordando que se registró un caso de tuberculosis “consecuencia directa de las malas condiciones de salubridad”.

Igualmente, ha criticado las “condiciones muy lamentables” de acogida, la inexistencia de “mamparas” en las salas de visita y que los internos deban pedir autorización a la policía para poner una denuncia, algo “muy intimidatorio” y el hecho de que  “se mezclan delincuentes con gente que no lo son”, así como la falta de “servicio de orientación jurídica”.

En el caso del CETI de Melilla, Albiol ha considerado que la situación del centro es “una vergüenza para Europa” tras recordar que cuando lo visitaron juntos en enero de este año acogía a más de 2.000 personas cuando tenía capacidad para 480 personas, estaba “absolutamente masificado”, presentaba una “insalubridad total” y sin “profesionales suficientes para atender a todas las personas”, lo que hacía “imposible que se pudieran detectar por ejemplo casos de trata”.

También ha denunciado que las personas en Nador que buscaban llegar a Melilla les “contaban palizas continuas por parte de la Gendarmería marroquí, pero también nos hablaban de la violencia que se produce por parte de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado español” y “la denuncia de las devoluciones en caliente”.

Ambos han apoyado la presentación de la campaña de ‘Open Access Now’ en la Eurocámara,  promovida por las redes Migreurop y Alternativas Europea desde 2011 para reclamar a los Gobiernos europeos el acceso “incondicional” para los medios y las ONG a estos centros en Europa y su cierre como “objetivo final”.

Para los responsables de la camapaña,”todos estos centros son lugares en los que a diario se violan los Derechos Humanos”, según ha resumido la italiana, Laura Blondel, de Migreurop, en base a las observaciones a partir de las visitas a 16 centros de internamiento en España, Italia, Bélgica y Francia. “Hay que luchar contra la opacidad de estos centros y pedir que se respeten los derechos de las personas detenidas”, unas 600.000 al año en la UE, ha reclamado.

Por su parte, Mikel Araguas, el representante de Andalucía Acoge, integrada en Migreurop, ha asegurado que en todos los centros de internamiento en España hay situaciones “tan preocupantes como para tener que cerrar” y ha denunciado, entre otros, problemas como la expulsión de menores en el CIE de Algeciras, la falta de acceso a derechos fundamentales como la asistencia jurídica o la falta de notificación de una medida de aislamiento al juez competente.

CRÍTICAS A MEDIDAS DE LA UE

Araguas ha criticado también que la política de la UE en materia de inmigración se ha basado en los principios de “no entrar, no salir, invisibilizar” a los inmigrantes y ahora introduzcan el objetivo de “tratar que las personas que entren salgan inmediatamente” tras las nuevas medidas aprobadas ayer por los Veintiocho tras los nuevos naufragios en el Mediterráneo.

Por su parte, Albiol ha achacado estas tragedias a “la política de represión y blindaje de las fronteras de la UE” y ha dejado claro que los Veintiocho son “los responsables de estas políticas que están provocando todas esas muertes”, convirtiendo el Mediterráneo “en el mayor cementerio del mundo, de los invisibles”.

Así, ha tachado de “hipócritas” las medidas aprobadas, que van en el sentido de “reforzar” las fronteras, lanzar “operaciones militares” y sellar convenios con terceros países como Túnez y Egipto para que estos impidan la salida de inmigrantes, “flexibilizar los vuelos de expulsión” y tomar las huellas dactilares de los inmigrantes y no haya “nada, que tiene que ver con el rescate”, mientras que Urtasun ha reclamado “poner en marcha un programa Mare Nostrum a escala europea para salvar a la gente”.