Italia prevé desplegar barcos en aguas de Libia para finales de agosto

0
796

Italia pretende desplegar varios barcos en aguas libias para finales de agoto para combatir el tráfico de personas y frenar el flujo de inmigrantes y refugiados, según ha indicado este jueves una fuente gubernamental.

Este viernes, el Gobierno que preside Paolo Gentiloni discutirá un plan para la misión para su aprobación y la votación en el Parlamento para respaldar la medida podría celebrarse la próxima semana, ha precisado la fuente.

«El número exacto de barcos y marinos todavía se está elaborando», ha indicado la fuente. Si el Parlamento da su visto bueno, la misión podría comenzar «para finales de agosto», ha precisado, añadiendo que la Marina puede estar lista para ser desplegada «en cuestión de horas».

Gentiloni se ha reunido este jueves con los jefes militares y con sus ministros para discutir «sobre seguridad, inmigración y la situación en Libia», según un comunicado.

El primer ministro dijo el miércoles que el Gobierno de unidad libio, respaldado por la ONU y reconocido internacionalmente, ha invitado a Italia a desplegar barcos en sus aguas territoriales. Hasta ahora, Trípoli había negado el acceso a sus aguas a la misión contra el tráfico de la UE, ‘Sophia’, desde 2015.

De acuerdo con el ‘Corriere della Sera’ un barco de mando al frente de una flotilla de al menos cinco embarcaciones menores y hasta 1.000 marinos serán usados en la misión. También se usarán aviones, helicópteros y drones, ha precisado el medio.

Las reglas de compromiso, la zona de la costa a patrullar y la naturaleza de la cooperación con las fuerzas de seguridad libias todavía tienen que ser definidas, ha precisado la fuente gubernamental.

Algo que está claro es que los migrantes que sean rescatados por los barcos italianos si los guardacostas libios no son capaces de intervenir directamente serían llevados a Libia y no trasladados a Italia. «Esto tiene sentido solo si podemos limitar la llegada de migrantes a Italia», ha defendido la fuente.

Los inmigrantes y refugiados que llegan a aguas internacionales son llevados a Italia porque Libia no es considerado un lugar seguro para ellos y su devolución al país norteafricano sería una violación de la legislación internacional.

Dado que los guardacostas libios devuelven a los migrantes a centros de detención donde permanecen de forma indefinida en condiciones «inhumanas», según la ONU, Italia quiere que las agencias de Naciones Unidas refuercen su presencia en ese país y operen campos de migrantes que respeten los Derechos Humanos, ha precisado la fuente.