Investigarán asesinato de ministro somalí

0
450
Las autoridades somalíes anunciaron hoy que está en curso una encuesta sobre las circunstancias en que fue muerto a balazos esta semana el ministro de Obras Públicas Abbas Abdullahi Cheij.

Una de las primeras medidas derivadas del hecho fue la destitución del contralor general Nur Jimale Farah, dos de cuyos guardaespaldas tirotearon el vehículo en el cual viajaba Abdullahi, quien al parecer se dirigía al Palacio Presidencial.

Los acusados están detenidos y aseguran que abrieron fuego porque pensaron que en el vehículo del titular viajaban ‘militantes islamistas’.

La decisión de despedir al contralor fue adoptada en una reunión del gabinete por el primer ministro Hassan Alí Khaire y divulgada por el ministro de Información Abdirahman Omar Osman.

El presidente somalí, Mohamed Abdullahi Mohamed, interrumpió la visita oficial que realizaba a la vecina Etiopía para asistir a las honras fúnebres de Abdullahi Cheij, quien fue promovido al cargo en marzo pasado.

Tras el derrocamiento a principios de la década de 1990 del pasado siglo del general Mohamed Siad Barre, Somalía devino un campo de batalla entre facciones rivales lo que creó el caldo de cultivo ideal para el surgimiento de grupos armados islamistas el más fuerte de las cuales es Al Shabab (Los Jovenes, en árabe).

Al grupo se le calculan unos 14 mil efectivos, ha extendido sus acciones a Uganda, Kenia y otros estados vecinos y está afiliado a Al Qaeda, la entidad islamista fundada por el millonario saudita Osama bin Laden con apoyo logístico, financiero y entrenamiento de la central de Inteligencia de Estados Unidos.