Investigarán acción policial contra huelga de mineros sudafricanos

0
327

LimpopoLa Dirección de Investigación de la Policía sudafricana confirmó que esclarecerá si se utilizó munición real para reprimir una huelga de mineros en la provincia de Limpopo, el viernes último.

Una denuncia de la Asociación de Mineros y Sindicato de la Construcción (AMCU) indica que los uniformados usaron balas vivas para dispersar a los manifestantes y causaron la muerte de un delegado sindical.

El gremio asegura que el cuerpo de seguridad pública bloqueó el paso de los obreros a la zona designada para la marcha, luego lanzó granadas de aturdimiento, gases lacrimógenos, y finalmente abrió fuego contra la multitud.

Los choques entre mineros y policías son extremadamente sensibles a la prensa y a las autoridades nacionales desde el incidente de Marikana, en agosto de 2012, cuando murió una treintena de huelguistas durante una movilización.

El presidente de AMCU, Joseph Mathunjwa, reiteró que “eran municiones reales las que mataron a nuestro camarada. Una bala de goma no hace tal daño”.

La huelga minera en el conflictivo eje metalúrgico entre North West y Limpopo entró ya en su tercera semana, al tiempo que no se vislumbran señales de solución ante la protesta de unos 70 mil trabajadores.

Mathunjwa afirmó en la radio local no estar seguro de cuándo terminará la manifestación y dijo que mantendrán hasta el final las demandas de duplicación de sueldos.

Los obreros exigen salarios de hasta 12 mil rands mensuales (unos mil 200 dólares), las patronales han argumentado que se trata de una solicitud “exagerada e irreal”, y las negociaciones alcanzaron un punto muerto.

Sudáfrica tiene un sueldo mínimo promedio de alrededor de tres mil rands al mes (unos 300 dólares), y las remuneraciones regulares para el sector de la minería son de cinco mil rands (500 dólares).

Las corporaciones afectadas informaron que están perdiendo 100 millones de rands (10 millones de dólares) al día debido a la huelga convocada por AMCU el 23 de enero.

Las tres compañías productoras de platino más grandes del mundo -Anglo American Platinum, Impala Platinum y Lonmin- están semiparalizadas por la protesta obrera localizada en el norte del país.