Investigadores de atentado en Manchester miran hacia Libia

0
726
Investigadores británicos que buscan pistas sobre motivos y cómplices del atacante suicida que mató al menos 22 personas en un concierto en Manchester, Reino Unido, centran su atención en Libia y el Estado Islámico (EI).

Según las autoridades, Salman Abedi, ciudadano británico de ascendencia libia, pasó cuatro semanas en este país y regresó a Manchester días antes de que realizara el ataque y por el cual el EI asumió la responsabilidad.

El hermano del suicida, Hashem Abedi, resultó arrestado en esta capital por sospecharse que tiene vínculos con el grupo terrorista y las autoridades aseguran que planeaba un ataque en esta ciudad.

Medios de prensa consideran que el enfoque con respecto a Libia viene dado por la fragmentación de la rama del Estado Islámico en varios grupos, con lo cual presumiblemente haya extendido sus operaciones a través del país y a naciones vecinas.

Al respecto, los investigadores tratan de averiguar si una red de conspiradores se amplió a Libia.

Otras interrogantes son: ¿Alguien ayudó a Salman Abedi a construir la bomba?, y si ¿este recibió otra ayuda de las células del EI y sus agentes en este país?

No obstante, la búsqueda de pistas en Libia la obstaculiza, entre otros aspectos, el hecho de que diversas facciones armadas rivales controlan diferentes regiones, incluso poseen enclaves dentro de esta capital, y en sí el país sufre una tormentosa situación de caos.

En 2011 con la guerra y el asesinato del líder Muamar Gadafi se desató la anarquía en Libia, por lo que resulta muy difícil lograr resultados mediante una pesquisa coherente sobre el alcance transfronterizo del integrismo en asociación con el terrorismo.