Insisten en lograr apoyo para víctimas de violencia sursudanesa

0
501
La organización no gubernamental Médicos Sin Fronteras (MSF) llamó a la comunidad internacional a ayudar a los afectados por la violencia en Sudán del Sur, tras los últimos combates en la localidad de Wau Shilluk.

Cerca de 30 mil personas huyeron desde enero de los combates en esa zona del noreste del país, camino hacia Aburoch y los alrededores de Kodok.

Las necesidades humanitarias de quienes emigraron son grandes y no están satisfechas, dijo el subdirector de la misión de MSF en Sudán del Sur, Abdalla Hussein Abdalla.

El responsable añadió: ‘La mayoría de las personas que huyeron dejaron todas sus propiedades detrás. Caminaron durante días para escapar de la violencia, y ahora necesitan urgentemente agua, comida, cobijo y atención médica’.

Médicos Sin Fronteras abrió un hospital de campo en Aburoch, adonde llegaron 15 mil desplazados, y dos clínicas móviles al sur de Kodok, donde se realizó una media de 300 consultas diarias durante las últimas dos semanas.

Más del 90 por ciento de las familias a las que visitó la organización carecen de los suministros básicos como sábanas, recipientes para guardar agua potable u ollas, subrayaron medios de prensa.

‘Nuestros doctores ven muchos casos de infección respiratoria y diarrea aguda, que se explican en parte por las terribles condiciones de vida’, expresó Abdalla, y precisó que los niños, mujeres embarazadas y los ancianos constituyen los grupos etarios más vulnerables en esa situación de desarraigo.

‘Si no se construyen pronto más letrinas y no se mejora el acceso al agua, aumentará el riesgo de que se expandan las enfermedades infecciosas entre la población’, alertó.