Inquieto el Gobierno egipcio por espiral de violencia en Libia

0
555

aéroport de TripoliLas autoridades de Egipto aconsejaron a sus ciudadanos evitar los viajes a Libia por lo que calificaron de estado de inseguridad en ese país, donde violentos combates el martes dejaron una decena de muertos.

Una milicia islamista atacó sin éxito a otra de orientación laica que controla el aeropuerto internacional con saldo de nueve muertos y la destrucción del 80 por ciento de los aviones estacionados en la pista, lo que provocó el cierre de la terminal.

La creciente violencia en Libia constituye una amenaza a la ciudadanía, señala la comunicación de la cancillería que además recomienda extrema precaución a los egipcios residentes en ese país.

Antes de la agresión militar de la OTAN que derrocó al Gobierno liderado por Muamar Gadafi en 2011, más de un millón de egipcios laboraban en su vecino del oeste y generaban un volumen sustancial de las remesas en divisas fuertes que constituyen uno de los pilares de su economía nacional.

A principios de esta semana Egipto ofreció su capital como sede de la próxima reunión de un grupo de trabajo integrado por seis países fronterizos con Libia propuesto por Túnez durante la Cumbre extraordinaria de la Unión Africana en Guinea Ecuatorial semanas atrás.

El comité propone servir de facilitador de un diálogo entre las fuerzas en pugna en Libia para hallar una solución negociada a la violencia en que está sumido ese país, devenido feudo de decenas de milicias que rehúsan desarmarse.

Esos grupos, que sirvieron de pretexto a los bombardeos de la OTAN, han fragmentado el país en pequeños feudos en los cuales imponen su voluntad por la fuerza y, además, controlan el mercado negro de armas.

Existen indicios además de que expanden sus actividades más allá de las fronteras libias y apoyan a movimientos armados en Túnez, Argelia y Malí.

El surgimiento de otra milicia, encabezada por un general desertor del Ejército libio, Khalifa Haftar, quien ha prometido «desarraigar a la escoria islamista» de su país, introdujo otro elemento combustible en la crisis permanente en el país norteafricano.