Inmigrantes aseguran que la mafia nigeriana está detrás de infierno libio

0
772
Varios inmigrantes ilegales aseguraron  que durante la agonía vivida en Libia en su frustrado camino a Europa fueron presa de grupos de la mafia subsahariana, especialmente los nigerianos, reporta hoy el periódico Vanguard.

La publicación toma en cuenta testimonio de algunos repatriados, a los cuales les cambió los nombres para evitar represalias de las facciones mafiosas.

Por ejemplo, cita el caso de Daniel, quien era un estudiante cuando los contrabandistas lo convencieron de viajar a Europa, pero 10 meses después fue repatriado a su ciudad natal, Benin, después de soportar el secuestro, la violencia y el trabajo forzado.

Las piernas del nigeriano de 28 años estaban laceradas por quemaduras de cables eléctricos, y señaló que pagó 550 mil nairas (unos mil 290 euros) a su salida, pero cuando llegó a Libia le pidieron aportar 500 mil adicionales.

En caso de negarse, el muchacho contó que en los campamentos ocultos los contrabandistas los cuelgan por los pies y los hacen sangrar mientras llaman a sus padres para pedir dinero.

Aquellos cuyos parientes no pueden pagar son vendidos a los libios como esclavos.

Daniel relató que pudo pagar y continuó su viaje, pero al llegar a la costa le demandaron otras 400 mil nairas para cruzar el Mediterráneo, y pese a acceder y ser liberado, nunca salió de Libia, por lo que prefirió entregarse a las autoridades, con la esperanza de ser deportado a su país de origen.

Osagie, otro nigeriano repatriado a Benin, también denunció la corrupción de ciertos empleados en la embajada de Nigeria en Trípoli que le pidieron una fianza para sacarlo de los campos de detención oficiales.

Se supone que nos ayudan a regresar a casa, pero están buscando enriquecerse, denunció el joven, quien no presentará cargos oficiales por temor a represalias.

El Gobierno de Nigeria se comprometió recientemente a garantizar el regreso voluntario, seguro y digno de 15 mil de sus ciudadanos para febrero de 2018, tras las reiteradas denuncias de abusos en suelo libio.