Inmerso en defensa de candidatura de Lula, PT conmemora 38 años

0
182
Inmerso en la defensa del derecho de su fundador Luiz Inácio Lula da Silva a concurrir como candidato presidencial a las próximas elecciones, el Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil celebrará hoy 38 años de existencia.

La Casa de Portugal, en la populosa urbe de Sao Paulo, será el escenario de la conmemoración que, al decir del secretario de Comunicación del PT, Carlos Árabe, servirá para llamar a todos sus militantes a recordar ‘la fundación de un partido que lucha por la clase trabajadora, la igualdad, la justicia y la democracia’.

El acto será encabezado por la presidenta nacional de la organización, la senadora Gleisi Hoffmann, y por Lula, quien anoche, en el lanzamiento de su precandidatura en la ciudad minera de Belo Horizonte, reiteró su intención de competir y ganar en los comicios de octubre para garantizar al pueblo brasileño el derecho a vivir mejor.

En su aplaudida intervención en el evento, en el recinto ferial Expominas engalanado con carteles que reclamaban ‘Lula libre’, el ex mandatario reiteró que no sabía que sucederá con la justicia (después de ser condenado a 12 años de cárcel por un tribunal de segunda instancia), pero ‘sé que no respeto esa decisión’.

Después de denunciar la intensa campaña mediática de que es víctima y que lidera la Red Globo, el líder petista enfatizó que el problema no es Lula, sino los millones de Lulas existentes en todo Brasil.

‘Ellos están lidiando con un ser humano diferente. Porque yo no soy yo, sino la encarnación de un pedacito de célula de cada uno de ustedes’, manifestó e insistió en que aún si fuera preso sus ideas quedarán libres y ‘no van a prender nuestros sueños’, remató.

El Manifiesto de Fundación del Partido de los Trabajadores fue escrito el 10 de febrero de 1980 y según la actual dirección de esa fuerza jamás perdió actualidad porque la sigla nunca abandonó sus propósitos, no cambió de lado, y continúa defendiendo a la democracia y el pueblo brasileño.

El PT surgió en momentos cuando un régimen de fuerza y excepción vivía sus momentos finales, Brasil despedía a un bipartidismo forzado, y los movimientos sindicales y las organizaciones populares estaban dispuestos y aptos para aglutinarse en torno a una organización que les diera voz y luchara por ellos.

En su documento fundacional se reconoce así que el PT nace de la decisión de los explotados de luchar contra un sistema económico y político incapaz de resolver sus problemas, pues sólo existe para beneficiar a una minoría de privilegiados.

Subraya además que el partido luchará por la extinción de todos los mecanismos dictatoriales que reprimen y amenazan a la mayoría de la sociedad y en defensa de todas las libertades civiles, por garantizar, efectivamente los derechos de los ciudadanos y por la democratización de la sociedad en todos los niveles.

El Partido de los Trabajadores, puntualiza, pretende que el pueblo decida qué hacer con la riqueza producida y con los recursos naturales del país, hasta entonces puestas al servicio de los intereses del gran capital nacional e internacional.