Ingresan unos 600 migrantes a España por frontera con Marruecos

0
304
Unos 600 inmigrantes entraron a España tras lograr brincar la elevada valla que separa Marruecos de la ciudad autónoma de Ceuta, uno de los dos enclaves de este país en el norte de África.
Según fuentes policiales citadas por medios periodísticos, varios centenares de migrantes subsaharianos lograron este jueves franquear la doble alambrada, de seis metros de altura, en un nuevo salto masivo desde el lado marroquí.

Durante algo más de una hora, los agentes marroquíes y de la Guardia Civil española intentaron contener la irrupción, aunque finalmente unas 600 personas consiguieron entrar en Ceuta.

De los que lograron superar el perímetro limítrofe, unos 30 tuvieron que ser atendidos con heridas y contusiones de diversa consideración, aunque ninguno de gravedad, debido a los cortes provocados por las concertinas (alambres con púas y cuchillas que recubren las vallas).

De acuerdo con los reportes, también resultaron lesionados más de una decena de miembros de la Guardia Civil, que recibieron atención médica tras haber sido rociados con aerosoles caseros utilizados por los inmigrantes.

El asalto se registró en las primeras horas de hoy en el área fronteriza conocida como Finca Berrocal y alrededores, un punto parcialmente ‘ciego’ para las cámaras térmicas y el resto de dispositivos de vigilancia, indicó la institución armada.

Una vez saltada la doble barrera, los indocumentados se dispersaron a la carrera y se dirigieron al centro de internamiento de extranjeros en el enclave, en el que son acogidos y donde ya se habían desplazado efectivos de la Cruz Roja.

La entrada de este jueves es la más importante que se registra en esta frontera de ocho kilómetros de largo, única existente entre el continente africano y la Unión Europea y punto frecuente de paso para los migrantes provenientes de África subsahariana y el Magreb.

Los ingresos terrestres por Ceuta y Melilla, la otra urbe autónoma española en el norte de África (también en Marruecos), ascendieron a tres mil 125 hasta el 15 de julio, en contraste con las 16 mil 872 llegadas por las costas del Mediterráneo occidental.

Esta nación ibérica es ya la primera vía de acceso de migrantes irregulares por mar al llamado viejo continente, por delante de Italia, según datos recientes de la Organización Internacional para las Migraciones.