HRW insta a Argel a liberar a dos activistas políticos

0
393

Human Rights WatchLa organización de defensa de los derechos humanos Human Rights Watch (HRW) instó a las autoridades argelinas a liberar y retirar los cargos contra dos activistas políticos detenidos durante una manifestación celebrada el pasado 16 de abril en Argel.

Se trata de Mohamed Kadi, un militante del movimiento Reagrupación Acciones de la Juventud (RAJ), de 23 años, y de Moez Benecir, un tunecino de 25 años residente en Argelia, que fueron arrestados durante una protesta convocada por el movimiento contestatario «Barakat» contra un nuevo mandato del presidente Abdelaziz Buteflika.

«Las autoridades argelinas deben poner en libertad inmediatamente a los dos hombres detenidos el 16 de abril de 2014 por protestar de manera pacífica y retirar los cargos contra ellos», aseguró HRW en un comunicado difundido hoy.

Ambos activistas fueron acusados cuatro días después de su arresto de participar en una concentración ilegal no armada y atentar contra el orden público, cargos por los que podrían ser condenados hasta un año de cárcel.

«Una y otra vez, las autoridades argelinas emplean leyes represivas para procesar a quienes simplemente expresan su disidencia de manera pacífica», aseguró el vicedirector de HRW para Oriente Medio y el norte de África, Eric Goldstein, citado por el comunicado.

Según la ONG el próximo 4 de mayo un tribunal de la capital decidirá sobre su puesta en libertad con cargos a la espera de la celebración del juicio.

En la nota difundida hoy, HRW pidió también al Gobierno argelino la supresión de la prohibición de celebrar protestas en Argel, existente desde 2001, así como la reforma de la Ley sobre Concentraciones Públicas y Manifestaciones de 1991.

«Los cambios deben eliminar cualquier posibilidad de dirigir acusaciones penales por participar en manifestaciones pacíficas», subraya el texto de HRW.

El pasado 27 de abril las ONG argelinas RAJ y la Liga Argelina para la Defensa de los Derechos Humanos (LADDH) ya pidieron la inmediata liberación de los dos activistas.

El 16 de abril, la Policía argelina impidió una protesta convocada por «Barakat», que significa «basta» en árabe argelino, para denunciar la corrupción y el supuesto fraude electoral de los comicios presidenciales celebrados un día después.

Hasta el pasado 16 de abril, todos los activistas detenidos durante las concentraciones convocadas por el grupo habían sido liberados sin cargos pocas horas después de su arresto.