Hollande visita Sudáfrica con la energía nuclear en el centro de la agenda

0
427
Jacob Zuma et François Hollande
Jacob Zuma et François Hollande

El presidente de Francia, François Hollande, comienza hoy una visita oficial de dos días a Sudáfrica en la que la energía, en particular la puesta en marcha de una central nuclear en el país africano, será uno de los asuntos centrales de la agenda.

Hollande, que será recibido por su homólogo sudafricano, Jacob Zuma, en Pretoria, firmará también la concesión de un crédito de 100 millones de euros (unos 135 millones de dólares) a la empresa eléctrica pública local para la construcción de una planta de energía solar y otra de energía eólica.

La reactivación, después del parón provocado por la crisis económica, de las inversiones francesas en Sudáfrica será otra de las cuestiones sobre la mesa, informa la prensa sudafricana.

Francia y Sudáfrica celebrarán un foro de negocios que será clausurado por Zuma y Hollande, y en el que participarán algunos de los ocho ministros del Gobierno de París que forman parte de la delegación y los 40 empresarios galos que viajan con el jefe del Estado.

La caótica situación de países africanos francófonos como la República Democrática del Congo (RDC), Mali o, especialmente, la República Centroafricana (RC) ocuparán, asimismo, un lugar destacado en las conversaciones.

En la parte más simbólica de su viaje, Hollande visitará mañana en Soweto (Johannesburgo) el memorial de Hector Pieterson, asesinado en el antiguo gueto negro durante las protestas estudiantiles de 1976 contra el régimen racial del «apartheid».

El presidente galo visitará también la antigua vivienda de Nelson y Winnie Mandela en Soweto, convertido en museo y lugar de peregrinación para los admiradores del expresidente sudafricano, que sigue bajo cuidados intensivos en su actual domicilio del norte de Johannesburgo.

Francia es el noveno mayor inversor extranjero en Sudáfrica, donde tiene 300 empresas que dan empleo a unas 28.000 personas.

El Gobierno de Hollande busca redoblar sus inversiones en países como Ghana, Kenia, Nigeria o Sudáfrica, países anglófonos que están fuera de su esfera de influencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here