Histórico partido nacionalista egipcio apoya la candidatura de Al Sisi

0
397

partido nacionalista egipcioEl partido nacionalista Al Wafd, el más antiguo de Egipto, ha decidido apoyar la candidatura del exjefe del Ejército Abdelfatah al Sisi a las elecciones presidenciales de mayo próximo, según publicó hoy el periódico de esta formación.

Al Wafd (delegación, en árabe) aseguró que Al Sisi es el «candidato ideal» para superar los retos que afronta Egipto, donde se ha producido un aumento del terrorismo en los últimos meses.

El partido pidió a Al Sisi que conserve «los principios revolucionarios del 25 de enero y del 30 de junio», en alusión a las protestas que derrocaron en 2011 a Hosni Mubarak y en 2013 a Mohamed Mursi.

También instaron a que se alcance una democracia plena, se garantice la pluralidad política y la justicia social, y se respeten los derechos humanos y la libertades.

Estas condiciones fueron expuestas por el presidente del partido Al Sayed al Badaui tras una reunión anoche de la ejecutiva de Al Wafd, que se une así a otras formaciones políticas y movimientos en su respaldo al exjefe del Ejército.

Este partido liberal, que en las últimas elecciones legislativas de 2011 fue la tercera fuerza más votada, apoyó en las presidenciales de 2012 la candidatura del ex secretario general de la Liga Árabe, Amro Musa.

A las próximas presidenciales, cuya primera vuelta se celebrará los días 26 y 27 de mayo, han anunciado su candidatura, además de Al Sisi, el izquierdista Hamdin Sabahi, y el controvertido abogado y nuevo presidente del club de fútbol Zamalek, Mortada Mansur.

Al Sisi, que ha renunciado a su cargo en el Ejército y es considerado el «hombre fuerte» de Egipto en estos meses de transición, parte como gran favorito para la Presidencia y pocos dudan de su victoria.

Por su parte Sabahi, dirigente de la Corriente Popular y tercer candidato más votado en las presidenciales de 2012, cuenta con el apoyo de algunos grupos de izquierdas y revolucionarios.

Las elecciones presidenciales de Egipto se enmarcan en la hoja de ruta trazada por los militares tras la destitución el pasado julio del islamista Mohamed Mursi.