Hayatou, acusado de corrupción dos días antes de su posible reelección

0
149
Hayatou

A Issa Hayatou le corresponde el dudoso honor de ser el primer dirigente de alto rango del fútbol mundial que es puesto a disposición de un tribunal penal. El motivo no es otro que sus supuestas prácticas corruptas en la adjudicación de los derechos televisivos en el ‘Continente Negro’. Una acusación que, sin embargo, no le impedirá presentarse este jueves a su enésima reelección como presidente de la Confederación Africana de Fútbol (CAF).

De hecho, Hayatou ha aprovechado la coyuntura como excusa para evitar sentarse en el banquillo de los acusados. El hombre que sucedió a Blatter de forma interina como presidente de la FIFA se encuentra desde finales de la semana pasada en Addis Abeba, donde estos días se celebra el Comité Ejecutivo de la CAF. Un acto que tendrá su culmen el jueves con la elección del presidente de la CAF. Hayatou, que ocupa el puesto de vicepresidente primero en el nuevo organigrama dibujado por Infantino en la FIFA, competirá por el cargo con Ahmed Ahmed, mandamás de la Federación de Madagascar.

Hayatou, que acumula 29 años al frente de la CAF -los mismos que Ángel María Villar como presidente de la RFEF-, pasa por su momento más difícil. Le acecha la sombra de la corrupción a raíz de la investigación que ha efectuado la Autoridad Egipcia de la Competencia. La AEC ha sacado a la luz pública posibles supuestas prácticas ilícitas de Hayatou y de su secretario general, Hisham Amrani, en la adjudicación de los derechos de retransmisión de la Copa de África y de la Champions League, las competiciones que dependen de la CAF.

La Autoridad Egipcia de la Competencia denunció ante la Comisión Africana de la Libre Competencia (COMESA) a Hayatou y Amrani y pidió a las autoridades egipcias que anularan de forma inmediata el contrato de larga duración (12 años) firmado en 2016 con la empresa francesa ‘Lagardère Sports’. La investigación revela que la citada compañía -anteriormente denominada ‘Sport Five’- sumaba dos décadas beneficiándose de las designaciones a dedo del sempiterno presidente de la CAF.

Hayatou ocultó una oferta muy superior

La fiscalía elevó una denuncia por cargos de violación de la ley de competencia por fomentar el monopolio que el Tribunal de Delitos Penales de El Cairo admitió a trámite la pasada semana. La razón más reciente está en la adjudicación del nuevo contrato a ‘Lagardère Sports’ por valor de 1.000 millones de dólares. En dicho proceso, Hayatou ocultó a su Comité Ejecutivo la existencia de una oferta de ‘Presentation Sport’ que superaba en 200 millones la citada anteriormente. Curiosamente, Jean Claude Darmoun, presidente de ‘Lagardère Sports’, es amigo íntimo de Hayatou.

La demanda de la AEC consta de 61 páginas que incluyen documentos relacionados con el contrato de la CAF con ‘Lagardère’, revelan la existencia de transacciones vinculadas a la reventa de derechos por parte de la empresa gala previos a la firma del contrato con la CAF y, por tanto, de la obtención de esos derechos de retransmisión. Hechos que evidencian la falta de transparencia en el proceso de adjudicación de los mismos.

Las pruebas contra Hayatou son de tal calibre que el propio Comité de Auditoría de la FIFA elevó una queja formal al Comité Ético el pasado 8 de marzo con el propósito de conseguir su inhabilitación. Un extremo que, de haberse llevado a cabo, excluiría a Hayatou de la carrera electoral a presidente de la CAF. La propuesta, en cualquier caso, fue rechazada debido a la proximidad del proceso y a la presunción de inocencia. Hayatou, de todos modos, deberá personarse en los tribunales de vuelta a El Cairo.