Haftar rechaza la acusación del TPI contra uno de sus comandantes

0
554

Una unidad de las fuerzas de élite del Ejército Nacional Libio (ENL), las tropas lideradas por Jalifa Haftar y que controlan militarmente el este del país, ha rechazado este miércoles la orden de captura emitida por el Tribunal Penal Internacional contra Mahmud Mustafá Abu Saif al Werfalli, acusado de crímenes de guerra.

La Cámara de Antejuicio del TPI acusa a Al Werfalli, comandante de la milicia Al Saiqa, de estar implicado en la muerte de al menos 33 personas en siete incidentes distintos ocurridos entre el 3 de junio de 2016 y el 17 de julio de 2017 en Benghazi y sus alrededores.

«Las Fuerzas Especiales rechazan contundentemente la orden de arresto», ha sentenciado un portavoz militar, Milad al Zwai, que ha instado al TPI a centrarse en detener «a quienes matan a hombres, mujeres y niños desplazados y a las personas que han cometido tortura, asesinatos y destrucción».

En este sentido, ha prometido que el ELN seguirá su «lucha» contra la «facción opresora», sin entrar en más detalles. Al Zwai no ha mencionado en su reacción ni los vídeos ni las acusaciones contra Al Werfalli.

La Fiscalía del TPI investiga el caso libio desde 2011 por mandato del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, ya que Libia no forma parte del Estatuto de Roma, tratado fundacional de la corte de La Haya.

Libia está sumido en el caos desde la caída del régimen de Muamar Gadafi, en 2011. Un sinfín de grupos armados se disputan el control del territorio mientras el Gobierno de unidad nacional surgido en 2015 trata de imponer su autoridad.