Haftar ordena la liberación de civiles retenidos tras la toma de Ganfuda

0
509

El jefe del Ejército leal al gobierno asentado en el este de Libia, Jalifa Haftar, ha ordenado este miércoles la liberación de los familiares de milicianos interceptados por los militares tras la toma del barrio de Ganfuda, en Benghazi.

Según las informaciones recogidas por el diario local ‘The Libya Herald’, Haftar ha señalado que aquellos que hagan frente a «cargos criminales» no serán puestos en libertad, sin más detalles al respecto.

La orden ha llegado apenas un día después de que la organización no gubernamental Human Rights Watch (HRW) afirmara que las tropas de Haftar podrían haber cometido crímenes de guerra en Benghazi, tras salir a la luz imágenes sobre la ejecución de detenidos y la mutilación de cadáveres de milicianos islamistas.

En su comunicado, la ONG ha denunciado que los militares supuestamente interceptaron a civiles que intentaron escapar del barrio de Ganfuda el 18 de marzo, algunos de ellos acompañados por combatientes, estando en paradero desconocido desde entonces.

Familiares, activistas y periodistas locales citados por HRW han afirmado que decenas de civiles huyeron de Ganfuda ante el avance del Ejército, dirigiéndose a barrios controlados por el CSRB en el centro de la ciudad.

El Ejército habría interceptado a al menos siete familias después de que el coche en el que viajaban sufriera una avería, tras lo que los soldados atacaron y mataron a varias personas, deteniendo a otras.

«Las fuerzas del Ejército han estado cometiendo graves violaciones de los Derechos Humanos desde hace un tiempo de forma descontrolada y con impunidad», lamentó el subdirector de HRW para Oriente Próximo y Norte de África, Joe Stork.

«Los comandantes militares tienen que saber que también pueden tener que rendir cuentas a menos de que hagan algo de forma activa para poner fin a estas violaciones», remachó.

El comunicado fue publicado unos días después de que saliera a la luz un vídeo en el que se veía a militares exhumar y mutilar el cadáver del líder islamista Jamal Majzum en Benghazi.

En el mismo, se ve cómo los militares atan a un coche el cuerpo de Majzum, claramente descompuesto, antes de golpearlo en medio de disparos al aire.

El Consejo de la Shura de los Revolucionarios de Benghazi (CSRB) anunció la semana pasada la muerte de Majzum, antiguo líder del grupo, en los enfrentamientos en el barrio de Ganfuda.

En otros vídeos y fotografías se ve a soldados posando con el cuerpo colgado de un combatiente, mientras que otro cadáver es mutilado por un soldado, que le corta las orejas y las manos. En otra foto, un soldado posa junto a un cuerpo ardiendo.

En otros vídeos y fotografías se ve a soldados posando con el cuerpo colgado de un combatiente, mientras que otro cadáver es mutilado por un soldado, que le corta las orejas y las manos. En otra foto, un soldado posa junto a un cuerpo ardiendo.

El jefe de la Misión de Apoyo de Naciones Unidas en Libia (UNSMIL), Martin Kobler, tildó el lunes de «completamente inaceptable» la mutilación de cadáveres por parte de militares.

El Ejército leal al Gobierno asentado en el este del país aseguró el lunes que investigará a los soldados sospechosos de crímenes de guerra, ante las condenas suscitadas por otro vídeo en el que un comandante ejecuta a tres presos esposados.