Guinea Bissau procura en Conakry salir de prolongada crisis política

0
1026
Cipriano CassamaLos principales actores políticos de Guinea Bissau cumplen su segunda jornada de una reunión en Conakry, con el objetivo de encontrar una solución a la prolongada crisis política que corroe al país hace más de un año.

Medios periodísticos indican que participan en ese encuentro, que se extenderá hasta mañana, el presidente del Parlamento guineano, Cipriano Cassamá, representantes de todos los partidos con representación legislativa, de la sociedad civil y religiosos.

Todos asisten bajo auspicios del presidente de Guinea, Alpha Condé, mediador de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (Cedeao) para el impasse político-institucional en Bissau.

Se informó que durante tres días los actores intentarán formar un gobierno inclusivo hasta las elecciones de 2018, tal como quedó estipulado en Bissau el 10 de septiembre en un acuerdo político firmado por todas las partes en conflicto.

Ausente al encuentro se registra el presidente de Guinea Bissau, José Mário Vaz, así como del primero ministro Baciro Djá, quien participa en el llamado Fórum de Macao, plataforma de aproximación entre China y países de lengua portuguesa.

Según analistas, la reunión en Conakry podría ser una pérdida de tiempo porque no existe voluntad política para hacer que funcionen las instituciones.

Condé afirmó la víspera que con el diálogo se pretende el nombramiento de un primer ministro de consenso, formar un gobierno de unidad y restaurar en sus cargos a los 15 parlamentarios expulsados por el gubernamental Partido Africano por la Independencia de Guinea y Cabo Verde (Paigc).

Tal crisis provocó una indiferencia entre el Paigc y Vaz, quien en lo que de año cesó y nombró a varios jefes de gobierno.

En agosto el Paigc, vencedor de las últimas elecciones legislativas, pidió al presidente que sea coherente y dimita al actual gobierno.

(El mandatario) debe cesar a la vigente administración por funcionar ‘fuera del cuadro legal’ previsto por la Constitución, indicó el Partido en un comunicado.

La organización política argumentó además que el primer ministro Djá aún no presentó su programa de acción al Parlamento.

De acuerdo con la ley guineana, resulta ilegal el Gobierno sin aprobación de su plan de acción por la Asamblea, 60 jornadas después de ser investido en funciones.

El Paigc responsabiliza a Vaz por la existencia de un ‘gobierno de iniciativa presidencial’, figura no prevista en la Constitución y espera que dimita al equipo de Djá tal como hizo con el Ejecutivo liderado por Carlos Correia.

La crisis en Guinea Bissau comenzó el 12 de agosto de 2015, cuando el mandatario dimitió como jefe de gobierno a Domingo Simoes (presidente del Paigc), al argumentar incompatibilidades personales y falta de confianza.