Grupos religiosos ugandeses impugnan gravamen a textos sacros

0
56
Los representantes de las principales confesiones en Uganda, cristianos y musulmanes, impugnan la decisión gubernamental de gravar los textos religiosos de ambas religiosos, Biblia y Corán, hasta ahora exentos de impuestos.

La decisión oficial está basada en un programa impositivo que abarca a los medios sociales y que los líderes de ambas confesiones consideran ‘erróneo’.

En este país del occidente africano el Impuesto al Valor Agregado (IVA) es del orden del 18 por ciento y el Consejo Interreligiones de Uganda (CIU) lo considera exagerado cuenta habida el uso que dan sus fieles a esos libros.

En su texto circulado aquí horas atrás el secretario general del CIU, Joshua Kitakule, afirma que ‘estos objetos no están destinados a obtener ganancias por lo que es erróneo gravarlos. Los libros de oración buscan fortalecer el alimento espiritual de los individuos’.

En contrapartida, la directora de la Oficina de Impuestos subrayó que el fracaso de los intentos de fijarle impuestos a los materiales religiosos es una anomalía que su entidad trabaja para corregir.

La primera consecuencia de la decisión oficial es el atasco en los almacenes de una consignación de alrededor de nueve mil ejemplares de libros de oración e himnos cuya extracción cuesta ocho millones 900 mil chelines ugandeses (unos dos mil 400 dólares).

De su lado, el Consejo Supremo Musulmán ugandés exhortó al presidente Yoweri Museveni a poner en vigir una de sus directivas según la cual los textos religiosos no destinados a la venta no deben ser gravados.

Acorde con estadísticas oficiales nueve de cada 10 ugandeses profesan el cristianismo o el islamismo.