Grupo opositor etíope cierra campamento en Eritrea, rebeldes regresan

0
273
Más de mil rebeldes regresaron a Etiopía como parte del acuerdo entre el Gobierno y el movimiento opositor Arbegnoch Ginbot 7 (AG 7), radicado en Eritrea, que incluyó el cierre de sus campamentos militares.

La administración del primer ministro, Abiy Ahmed, demostró, según analistas, su esfuerzo por ampliar el espacio democrático a través del establecimiento de pactos con agrupaciones consideradas hasta hace poco como terroristas.

A su vez, Ahmed promovió transformaciones en política exterior que contemplaron la normalización de las relaciones con Asmara, tras dos décadas de distanciamiento.

En ese contento, a principios de esta semana, las autoridades dieron a conocer un proyecto para facilitar la desmovilización y la reintegración de los combatientes rebeldes de todos los conjuntos armados que han acordado emprender una lucha pacífica dentro del país.

Además de las fuerzas AG 7, el Movimiento de las Fuerzas Democráticas de Amhara, el Frente de Liberación Nacional de Ogaden y las fuerzas del Frente de Liberación Oromo se beneficiarán del proyecto.