Gobierno tunecino rehúsa negociar con secuestradores de embajador

0
538

tunisia_embalibiaLas autoridades tunecinas anunciaron en un comunicado que circula su negativa a excarcelar a miembros de grupos islamistas a cambio de la liberación de su embajador en Libia, secuestrado días atrás.

Un portavoz de la cancillería tunecina declaró a la prensa que está en estudio una reducción de su personal diplomático en Libia a causa de la situación que vive ese país, con el cual tiene fronteras por el sudeste.

Aseguró por otra parte que su Gobierno ha logrado conocer la identidad de los plagiadores del embajador, «miembros de una familia detenidos en Túnez por su participación en ataques tres años atrás contra fuerzas de seguridad tunecinas en la ciudad de Rouhia».

Las declaraciones anteceden a un ataque armado la víspera contra la embajada de Portugal en Trípoli, la capital libia, en el que murió un oficial de seguridad que custodiaba la sede diplomática.

En Libia las milicias armadas, que sirvieron el pretexto para la agresión armada de la OTAN que derrocó en 2011 el Gobierno liderado por Muamar Gadafi, se han erigido en un poder paralelo e imponen por la fuerza su ley a las autoridades de facto del Congreso General Nacional.

Además del embajador libio, el de Jordania fue raptado días atrás.

La situación de inseguridad en Libia ha provocado un éxodo de miembros del personal diplomático de sedes árabes y europeas, acorde con reportes provenientes de ese país norteafricano.

Exhortaciones del exprimer ministro Alí Zeidan para que países miembros de la OTAN contribuyan a restablecer el orden cayeron en saco roto.

Antes del derrocamiento del anterior Gobierno Libia era el país africano con mayor Índice de Desarrollo Humano y alegaciones de bombardeo contra civiles por parte del gabinete liderado por Gadafi han resultado infundadas.