Gobierno sursudanés desmiente acusaciones

0
159
El gobierno de Sudán del Sur desmintió las acusaciones de Amnistía Internacional sobre la ejecución de prisioneros.
El vocero presidencial, Ateny Wek Ateny, declaró a la prensa que el Ejecutivo declaró una moratoria a las ejecuciones y desde el 2011 el mandatario Salva Kiir no firma ninguna ejecución.

Admitió que antes de la independencia (2011) sí hubo prisioneros ejecutados, pero bajo la ley sudanesa.

Ateny apuntó que aún sigue vigente la disposición de la pena de muerte y explicó que su permanencia la definirán los sursudaneses como parte del proceso de revisión constitucional en marcha.

Amnistía Internacional denunció que en el transcurso de 2018 Sudán del Sur realizó más ejecuciones desde que obtuvo la independencia con la muerte de siete personas, entre ellas un menor.

El Código Penal de la joven nación africana contempla la pena de muerte para los delitos de asesinato y la falsificación de pruebas o uso de pruebas falsas como verdaderas con conocimiento de que son falsas con ese fin.

También el terrorismo, incluido el bandidaje, insurgencia o sabotaje con resultado de muerte; tráfico de drogas con agravante, y traición, según la fuente.