Gobierno saharaui rechaza visión marroquí sobre zona de separación

0
55
El gobierno de la República Saharaui Democrática (RASD) denunció una campaña de Marruecos para anexarse territorios liberados pertenecientes a la denominada ”zona de separación”.

Rabat emprendió tras ese propósito en los últimos días una frenética campaña de desinformación mediática y diplomática sin precedentes para falsear la realidad de los hechos sobre el terreno y crear confusión dentro de la opinión pública, expresa una declaración oficial.

La maniobra marroquí se propone la anexión por la fuerza de dichas regiones del Sahara Occidental y para ello se escuda en una supuesta violación por el ejército saharaui del alto del fuego suscrito en 1991 entre Marruecos y el Frente Popular de Liberación de Saguia, el Hamra y Río de Oro, añade la nota.

El comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores de la RASD recuerda que el Acuerdo Militar que reguló desde 1991 el cumplimiento del armisticio establece que un muro defensivo sea la línea divisoria entre las tropas.

Esa separación se mantendrá hasta tanto se celebre un referendo prometido entonces por la ONU que determine el estatuto final del territorio, en cuya parte oriental Marruecos habilitó dicho muro con una zona de separación representada por un cinturón colindante a lo largo de dos mil 700 kilómetros, señala el texto.

Aquellos acuerdos establecen la delimitación de una zona restringida de 30 kilómetros de profundidad al oeste del muro en el caso de las tropas marroquíes, y otros 25 kilómetros por el sur para las saharauies, donde se prohíbe cualquier tipo de actividad militar o constructiva por las dos partes.

Marruecos esta presente el Sahara Occidental desde 1975 en que invadió esa región, luego de la retirada de España como anterior potencia ocupante (desde 1884).