El Gobierno marfileño negocia con los militares amotinados

0
543

El Gobierno de Costa de Marfil ha anunciado este miércoles que negociará con las fuerzas especiales de elite que se amotinaron hace unos días y que han tomado el control de una ciudad en la costa sureste del país.

Después de una breve pausa en los combates durante la noche, las fuerzas especiales del Ejército se han echado a las calles de la ciudad de Adiake, localizada a unos 90 kilómetros al este de la capital comercial del país, Abiyán, mientras cientos de civiles han huido del lugar asustados ante la violencia.

«Se han registrado tiroteos cerca de las 8:30 de mañana, hora local, en el mercado de Adiake. Los soldados nos han dicho que nos vayamos a casa», ha explicado uno de los residentes de la ciudad.

Los combates, que comenzaron el martes, se han producido después de una oleada de motines por parte del Ejército en el país africano, que han obligado al Gobierno de Costa de Marfil a hacer concesiones a los militares como pagas extra.

«Ya se están llevando a cabo negociaciones con los mandos militares. Las conversaciones continuarán a nivel ministerial», ha asegurado el portavoz gubernamental, Bruno Kone. Según ha informado, al menos dos civiles han resultado heridos a causa de los tiroteos del martes. «El Gobierno condena y rechaza cualquier forma de protesta que implique violencia», ha añadido Kone.

El general Lassina Doumbia –líder de las fuerzas especiales, que son las tropas mejor entrenadas de todo el Ejército– viajó a Adiake para reunirse con los amotinados este martes.

«Mis amigos de las fuerzas especiales me han confirmado que no han aceptado las proposiciones hechas por Doumbia ayer», ha asegurado una fuente militar a la agencia Reuters.