Gobierno malienses inicia contactos paz con rebeldes tuareg

0
347

mali_taureg0El Gobierno maliense inició  en esta capital contactos con líderes de las milicias rebeldes de origen tuareg para implementar próximas negociaciones de paz sobre el conflicto en el norte.

Las reuniones preliminares entre responsables de ambas partes

sobre el diferendo en provincias septentrionales como Kidal, Gao y Tombuctú significan la vuelta al diálogo, declaró el ministro de Reconciliación Omar Diarra.

Las negociaciones, auspiciadas por la Misión de la ONU en Mali, son inclusivas y están abiertas a todas las iniciativas, aunque no tratarán sobre ninguna eventual autonomía de las provincias del norte ni con su independencia, advirtió el funcionario.

Estos contactos responden también al deseo de «limpiar los trapos sucios en casa», aseguró Diarra en alusión a que Gobierno y rebeldes firmaron el 18 de junio de 2013 un alto el fuego en Uagadougou.

Esos acuerdos, que comprometieron a ambas partes a comenzar conversaciones de paz, fueron logrados por mediación de Burkina Faso y forjaron la actual reconciliación, mientras varios grupos armados pidieron que la vecina Argelia actuara como mediadora, recordó Diarra.

Los acuerdos de Uagadougou pusieron fin a los choques, sentaron las bases para el diálogo y permitieron las elecciones presidenciales de julio y agosto y las generales de noviembre y diciembre últimos.

Las partes también se comprometieron a favorecer el regreso de la administración central a Bamako, así como a determinar el estatuto administrativo de Azawad y las estrategias de desarrollo para la zona.

Bilal ag Cherif, líder del Movimiento Nacional de Liberación de Azawad (MNLA) tuareg, fue además recibido por el rey Mohamed VI, de Marruecos, el pasado 31 de enero, añadió el ministro de Reconciliación.

El MNLA, alzado en enero de 2012 para exigir la independencia de Azawad, como se le llama al norte de Mali, tomó mediante una avanzada amplios territorios de esa zona, pero fue desplazado después por tres grupos islamistas que controlaron desde entonces esa parte del país.

Al Qaeda para el Magreb Islámico, Ansar al Din y el Movimiento para la Unificación y la Jihad en África occidental actuaron con virtual impunidad hasta la intervención francesa de enero del pasado 2013.

La Operación Serval, lanzada por el Ejército galo, forzó la huida de los grupos integristas y permitió al MNLA recuperar el control perdido sobre una gran parte de la provincia de Kidal, incluida su capital.

El ex primer ministro Ibrahim Bubakar Keita fue electo en agosto nuevo presidente al imponerse en segunda vuelta electoral al exministro de Finanzas Sumaila Cissé, tras ser ambos los candidatos más votados en la ronda del 28 de julio anterior.