Gobierno de Guinea Bissau pide a Parlamento discusión de programa

0
566

guinea-bissauEl gobierno de Guinea Bissau pidió a la Asamblea Nacional Popular que disponga de una sesión para discutir y aprobar su programa, basado en el proyecto Terra Ranka, presentado por el Ejecutivo dimitido en el 2015, se conoció aquí.

La administración de Baciro Djá está instalada en el Palacio de Gobierno después que miembros de la anterior dirección de Carlos Correia abandonaron la sede y el Parlamento estar en condiciones de debatir su plan, asentado en varios ejes.

Según el ministro de la Presidencia del Consejo de Ministros, Aristides Ocante da Silva, los puntos principales son los siguientes: «promoción de buena gobernación, política externa e integración regional, fomento de crecimiento económico para la creación de riqueza e impulso al desarrollo a través del refuerzo de capital humano y valorización de calidad».

En este momento, indicó Da Silva, «estamos viendo los contratos y compromisos adquiridos por los gobiernos que nos precedieron y seguir adelante con reformas que permitan a Guinea-Bissau reanudar su desarrollo».

Terra Ranka se bautizó el plan estratégico operacional para el progreso de la nación.

Recientemente la Unión Africana (UA) pidió al presidente José Mário Vaz que promueva el respeto por la Constitución como una de las medidas para resolver la prolongada crisis que golpea al país.

Un comunicado del Consejo de Paz y Seguridad de la UA indica que la organización está convencida que «solo un diálogo genuino e inclusivo, basado en el respeto mutuo, permitirá una solución consensual».

Pese a que el mensaje fue dirigido directamente a Vaz, el órgano exhortó a «todos los actores políticos en Guinea Bissau a ejercer la máxima contención y colocar los mejores intereses del país por encima de cualquier consideración personal o partidaria».

El Consejo lamenta que, a pesar de los innumerables esfuerzos de mediación de la comunidad internacional, las divergencias se hayan agudizado.

En particular, añade, «entre el presidente de la República y la dirección del gobernante Partido Africano para la Independencia de Guinea y Cabo Verde (Paigc), como consecuencia de la disolución del gobierno por decreto presidencial del 12 de mayo».

La nota alerta a Guinea Bissau que por el conflicto interno puedan perder los mil millones de euros prometidos por donadores en el 2015 e insta a los militares a mantenerse al margen del problema político.

Vaz cesó en mayo al gobierno del Paigc, que encabezaba Correia, y nombró después a Djá primer ministro, designado en el cargo el 20 de agosto de 2015, pero presentó luego su renuncia cuando el Tribunal Supremo de Justicia consideró inconstitucional su designación.

Su nominación fue realizada nuevamente por el jefe de Estado contra la voluntad del Paigc, el más votado en las últimas elecciones legislativas.

La crisis en Guinea Bissau comenzó el 12 de agosto de 2015, cuando Vaz dimitió como primer ministro a Domingo Simoes (presidente del Paigc), al argumentar incompatibilidades personales y falta de confianza.