Gobernadora sudafricana se encargará crisis agua en Ciudad del Cabo

0
556
La gobernadora de la provincia sudafricana de Cabo Occidental, Helen Zille, se encargará de enfrentar la crisis de agua de Ciudad del Cabo, ante la incapacidad de funcionarios locales de responder a este problema, se informó hoy.

Zille, quien gobierna esta región en manos del opositor partido Alianza Democrática, anunció que administrará el inminente desastre cuando se acerca el momento en que los recursos hídricos de Ciudad del Cabo avanzan hacia el llamado día cero.

El desafío es enorme, expresó Zille, luego del anuncio de la alcaldesa Patricia de Lille de que la ciudad está a punto de quedarse sin agua e irse a pique.

De Lille ha sido criticada fuertemente por su incapacidad para adoptar medidas efectivas para controlar una situación que se prevé desde hace meses y coincide con una pugna interna dentro de esa organización política en Ciudad del Cabo que reclama su renuncia desde fines del pasado año.

Los representantes del gobernante partido Congreso Nacional AFricano (ANC) pidieron al presidente Jacob Zuma la semana pasada crear una comisión que establezca si el gobierno de Cabo Occidental desoyó a propósito los avisos sobre la disminución alarmante de agua.

Aunque todavía haremos todo lo posible para demorar la eventualidad de que el agua se acabe, me centraré en revisar planes de emergencia para el día que eso ocurra, explicó Zille quien dijo que el mandato que le ofrece la constitución de la provincia no es suficiente en estas circunstancias.

No obstante consideró que si la población respeta la nueva disposición de utilizar 50 de litros de agua per cápita por día el panorama podría aliviarse y daría tiempo para la adopción de planes que permitan enfrentar la situación cuando llegue el día cero y las semanas siguientes.

El reto es prepararnos para distribuir agua a la población ese momento y evitar la anarquía, subrayó. Expresó que una vez que la población no reciba agua por los conductos se ofrecerán 25 litros por persona en 200 puntos de distribución en toda esa región.

Para ello será necesario que los municipios registren a sus habitantes de cada casa, quienes podrán acceder al preciado líquido con la presentación de sus respectivas identificaciones y la cantidad de personas que componen las familias.

Comentó que si cada núcleo familiar envía a un emisario para recolectar el agua en los puntos de distribución se concentren al menos cinco mil personas, además de que se tendrá que habilitar algún medio de transportación para cargar con la cuota correspondiente.

Estoy a la espera de que la ciudad me informe cómo se administrará el transporte y ofrezca el plan total de las operaciones que incluyan el personal requerido, la seguridad, la infraestructura y los presupuestos, añadió la Gobernadora.

Anunció que cuando los niveles de los reservorios de la zona lleguen al 13,5 por ciento se decretará el día cero para los suburbios de esta ciudad, la segunda más poblada de Sudáfrica luego de Johannesburgo, con más de tres millones de habitantes.