Garantizar derechos a los niños, una tarea desafiante para Etiopía

0
540
Involucrar a los niños en el desarrollo, protegerlos de cualquier daño y proporcionarles apoyo familiar, social e institucional es fundamental para el bienestar social, dijo el ministro de Estado etíope para Asuntos de Mujeres y Niños, Alemitu Umod.

El Ministerio lleva a cabo diversas tareas en colaboración con las partes interesadas para despejar obstáculos y mejorar las vidas de los niños, indicó Umod.

Como resultado, la entidad, identificando las raíces de cada problema, emitió la estrategia nacional y el plan de acción para aumentar la conciencia de la sociedad y mejorar los marcos legales a través de la movilización pública.

Aunque se observan mejoras al respecto, en opinión del titular, hay mucho que hacer aún, sobre todo, en áreas rurales, donde las actividades no dan los frutos esperados.

En tanto, la representante de la UNICEF en Etiopía, Gullian Mellsop, dclaró que la participación significativa de los niños no es solo un derecho fundamental -y consagrado como tal en la convección sobre el derecho del niño-, sino que es clave para garantizar que las decisiones de los adultos sean relevantes para las necesidades reales de los menores.

En el país, el Gobierno instituyó parlamentos de niños y clubes de derechos, iniciativas que buscan fomentar un papel crítico por parte de los más pequeños de casa en la salvaguarda de la responsabilidad de los tomadores de decisiones.

No obstante, permanecen barreras en el trabajo en ese sentido, matizadas por cuestiones culturales, como pueden ser el matrimonio y el trabajo infantil.

Para este efecto, políticas, reglas, regulaciones y directivas se emiten con el objetivo de mantener y respetar los derechos de los niños.

También hay convenciones internacionales que Etiopía aceptó, pero con respecto a la aplicabilidad, queda mucho por hacer en relación con la ruptura actitudes y la participación de la sociedad en el proceso de sensibilización, consideró, por su parte, la comisionada de Derechos Humanos de Etiopía, Addisu Gebregziabhair.

En ese sentido, añade Gebregziabhair, se requiere la formulación de una estructura judicial que favorezca a los niños, la contratación de profesionales capacitados y la facilitación de condiciones para que los niños maltratados reciban apoyo adicional.