Fuerza aérea sudafricana colabora con ejército congolés en Kamango

0
434

helicopterosudafricanosUn comando especial de Naciones Unidas en el este de República Democrática del Congo (RDC) utilizó helicópteros sudafricanos para atacar a rebeldes ugandeses y retomar la ciudad de Kamango, confirmaron hoy fuentes militares.

La operación, en coordinación con tropas del gobierno de este país centroafricano, se ejecutó ayer miércoles después de un ataque de los grupos al margen de la ley en el que murieron civiles.

Naves de Sudáfrica ayudaron en la intervención del ejército de RDC en la provincia de Kivu Norte, una región rica en minerales pero socialmente volátil por la presencia de varias organizaciones armadas ilícitas, informó el teniente coronel Olivier Amuli.

Con anterioridad, Amuli admitió que en el momento del ataque de los rebeldes en el amanecer, las fuerzas estatales congoleñas se tuvieron que retirar de Kamango porque fueron superados en número.

Otros portavoces castrenses indicaron que la agresión había sido perpetrada por miembros de la banda sediciosa islámica-ugandesa ADF-Nalu, en colaboración con el ejército del vecino país en la región de los Grandes Lagos.

Trascendió que, luego de ser repelidos por los helicópteros, los atacantes tomaron rumbo hacia la ciudad de Nobili, en la frontera entre RDC y Uganda, donde 150 mil personas se han refugiado huyendo del conflicto.

El ejército congoleño capturó hace cuatro días a un líder insurgente cuya milicia ha sido acusada de cometer crímenes de guerra en el este de la vasta República Democrática del Congo.

Kakule Muhima, jerarca de la facción Mai Mai y conocido por su apodo Shetani (Satanás), fue detenido en Kiwanja, otro pueblo inmerso en la inestabilidad social que vive la nación desde hace años.

El viceministro de Defensa de Sudáfrica Thabang Makwetla indicó la semana anterior que las tropas de ese país desplegadas en RDC podrían ser desvinculadas del conflicto cuando expire su mandato en marzo de 2014.

En agosto último el presidente Jacob Zuma informó al Parlamento que mil 345 soldados habían sido activados con misión en el Congo y para integrar la Brigada de Intervención de Naciones Unidas (FIB, siglas en ingles).

La ONU certificó en marzo último al destacamento de la FIB y validó una resolución que autoriza el uso de la fuerza militar en casos de que elementos irregulares amenacen vidas o propiedades de personas en el este de la RDC.

Desde 1996, tropas de Ruanda y Uganda han estado incursionando en territorio congolés, e instigando conspiraciones políticas con trasfondos étnicos o territoriales que dieron lugar a la Primera y Segunda Guerra del Congo.

Por otro lado, hace más de un año grupos insurrectos como el Congreso para la Defensa del Pueblo, el Movimiento 23 de Marzo, o la banda Mai Mai también han recibido respaldo de los mencionados estados en contra del gobierno de Kinshasa.