Fraude eclipsa resultados electorales en Mozambique

0
427

mozambique_eleccionesEl tufo de fraude asfixia los resultados que, de forma preliminar, divulgan las autoridades electorales de los comicios generales, celebrados el pasado día 15 en Mozambique.

Primeramente activó la alarma la detención el lunes último de la jefa de operaciones electorales de la comisión distrital de la central ciudad de Beira en alegadas actividades fraudulentas.

«La funcionaria del organismo electoral fue sorprendida presuntamente intercambiando los votos contados por la Secretaría Técnica de Administración Electoral del distrito», reveló Daniel Macuácuá, portavoz del comando policial de Sofala, sin mencionar su nombre.

El diario electrónico Canal Moz indicó que la empleada de la Comisión Electoral de la ciudad de Beira está detenida por sospecha de desvío de sufragios y falsificación de datos informáticos en la sala local de operaciones.

La funcionaria, según el Canal Moz, hizo movimientos sospechosos durante el almuerzo, al invitar a sus colegas a comer fuera del centro, en contra de lo habitual, para quedarse sola en el recinto donde se realiza el procesamiento de las estadísticas.

Al final de la jornada, de acuerdo con la publicación digital, la empleada fue encontrada con nuevos datos que contradecían a los introducidos por la mañana en el sistema.

Según el periódico, estos resultados eran falsos, llevaban la firma de los respectivos presidentes de las mesas de referendo y en su mayoría dieron ventaja al candidato presidencial Filipe Nyusi, del gobernante Frente de Liberación de Mozambique (Frelimo).

Tal preeminencia apareció en lugares donde se confirmó la superioridad de su oponente, el candidato Afonso Dhlakama, líder de la Resistencia Nacional de Mozambique (Renamo), principal partido opositor.

En medio de este caso, afloraron las quejas de los partidos de la oposición por supuestas irregularidades e intentos de fraude.

A lo anterior se suma que prevalecen diferencias sospechosas en algunos reportes provisorios de porcentaje de votos entre los principales abanderados al poder, así como de las contiendas legislativas.

En ocasiones Dhlakama vence a Nyusi en alguna provincia, pero su partido pierde en esa misma localidad.

Tal diferencia, según el informe sobre el proceso político en Mozambique, emitido por la sociedad civil Centro para la Integridad Pública y la Asociación de Parlamentarios Europeos para organizaciones de África, «puede ser una indicación de alteración en las urnas o la adición de votos para la presidencia y no al Parlamento».

La agencia de noticias mozambiqueña AIM también cuestiona la diferencia de alrededor de tres por ciento de participación entre los reportes.

Sin embargo considera como lo «más grave y alarmante» la cifra de votos nulos -5,6 por ciento en las presidenciales, y 7,3 en las legislativas-, lo que se traduce en que hubo manipulación en el sufragio.

AIM sugiere que los miembros deshonestos de centros de votación invalidaron deliberadamente papeletas.

Por el momento Tete y Niassa, junto a Cabo Delgado, Manica y la ciudad de Maputo, son las únicas provincias que divulgaron resultados de las votaciones y todavía falta por conocer el conteo de seis círculos electorales, incluido de dos de los mayores: Nampula y Zambézia.

Pese a las acusaciones, autoridades de la Comisión Nacional Electoral (CNE) afirmaron que no dejarán que «quede la duda» respecto a los resultados de las elecciones generales, las quintas en la historia nacional.

«La CNE no ha recibido ninguna notificación judicial sobre las denuncias en relación con los presuntos casos de fraude o discrepancias en las cifras relacionadas con el recuento de los comicios», indicó el portavoz de la CNE, Paulo Cuinica.

Trascendió que la Renamo interpuso una acción en un tribunal en la ciudad de Quelimane, al alegar la desaparición de datos de 39 mesas electorales, que corresponden a 15 mil electores.

De acuerdo con una proyección del Observatorio Electoral, organización de la sociedad civil que mantuvo la mayor estructura de supervisión de las justas, Nyusi ganará las presidenciales con 57,7 por ciento, seguido por Dhlakama (34,8) y Daviz Simango, líder del Movimiento Democrático de Mozambique (MDM,7,5).

Con base al conteo en cerca de mil 700 mesas, el cálculo del Observatorio apunta para una victoria del Frelimo en las legislativas, con 55,6 diputados, le sigue la Renamo, con 32,2 (82 parlamentarios) y el MDM, con 11,2 (25).

Unos 11 millones de mozambiqueños, con derecho a voto, acudieron el pasado día 15 a las urnas para elegir a un nuevo presidente del país, 250 diputados de la Asamblea Nacional y 811 miembros de las legislaturas provinciales.

Se espera que el próximo día 30 se conozcan los resultados finales de las elecciones.