Francia no va a dictar decisiones sobre la República Centroafricana

0
271

Laurent FabiusEl ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius, aseguró hoy que París no va a dictar la decisión sobre si hay que sustituir al presidente de transición de la República Centroafricana, Michel Djotodia, pero puso el acento en que hay que actuar para poner fin a la parálisis del Estado.

«Ha terminado el tiempo en que Francia dice que tiene que ser el señor tal o cual», señaló Fabius en una entrevista a la cadena de televisión «France 2» al ser preguntado por si Francia está a favor del relevo de Djotodia.

Una cuestión que estará en el centro de la reunión organizada hoy enYamena por los países del África central sobre la crisis en la República Centroafricana.

Fabius precisó que en esa cumbre «Francia está como simple observador, no va a dictar decisiones» y no sabe cuáles se tomarán.

En cualquier caso, insistió en que «hay que tomar decisiones para que el Estado se reactive» porque uno de los problemas de la República Centroafricana, junto al del restablecimiento de la seguridad y a otro de carácter «humanitario masivo», es que «el Estado está paralizado».

Preguntado sobre si los 1.600 militares franceses que están en el país, donde Francia lanzó su intervención en noviembre, el jefe de la diplomacia contestó que «no hay previstos refuerzos» y que «no queremos entrar en un engranaje».

«Tenemos que ser apoyados por otros», añadió, antes de recordar que está previsto que los africanos aumenten su dispositivo hasta 6.000 hombres, y que también confía en que participen otros países europeos, y que el próximo día 20 habrá una reunión de la UE para abordar esa cuestión.

«Vamos a ver lo que los europeos van a aportar», comentó antes de sugerir en qué podría consistir su ayuda: reforzar la seguridad del aeropuerto de Bangui, la capital, dar soporte en la asistencia humanitaria y, a más largo plazo, formar el ejército de la República Centroafricana.

Sobre este último punto, el ministro francés dijo que «Europa lo hace muy bien en Mali y podría también hacerlo en la República Centroafricana».