Francia no retrasará el repliegue de sus tropas en Malí pese a la violencia

0
523

soldats françaisFrancia no retrasará el repliegue de sus tropas a pesar del nuevo brote de violencia en Malí, donde dos periodistas franceses fueron asesinados el pasado fin de semana, según ha anunciado este martes el ministro de Asuntos Exteriores, Laurent Fabius.

   El pasado mes de enero, el país galo envió a su antigua colonia a sus soldados con el objetivo de luchar contra la insurgencia, que había tomado varias zonas del país. Los planes de reducir el número de soldados desplegados de 3.200 a 1.000 se han retrasado dos meses, hasta finales de año.

Fabius ha confirmado en una emisión de la radio francesa RFI que el Ejército francés ha reubicado a 150 soldados del sur a Kidal, el bastión de los rebeldes tuareg en el norte, debido a la inestabilidad en la zona, cada vez mayor en los últimos meses.

«El presidente (François Hollande) ha decidido inmediatamente reforzar nuestra presencia en Kidal, pero eso no pone en tela de juicio el calendario previsto y el repliegue de las fuerzas francesas», ha asegurado Fabius. Las fuerzas malienses y los ‘cascos azules’ también han incrementado sus efectivos, ha añadido.

Francia lanzó numerosos ataques aéreos y envió a miles de soldados a Malí para hacer retroceder a los rebeldes islamistas y evitar que el país se convirtiera en una base para los insurgentes. Durante la ofensiva francesa, los islamistas se han dispersado por el país y el pasado mes, las fuerzas internacionales junto a las malienses lanzaron una nueva gran operación para ejercer presión sobre los grupos islamistas.

Aunque tanto las tropas francesas como las malienses y los ‘cascos azules’ se encuentran en Kidal, no hay muchos efectivos. El contingente del Ejército de Malí es, generalmente, simbólico y sus soldados se mantienen confinados en la base.

Cerca de 200 ‘cascos azules’ de la Misión de Naciones Unidos en Malí (MINUSMA) mantienen el control de seguridad del país, y Francia cuenta con otros 200 efectivos, aunque sus operaciones en la región han estado enfocadas a la zona norte de las montañas del Adrar de los Iforas, que ha servido durante muchos años como escondite para los combatientes.

Las autoridades aseguraron este lunes que las fuerzas francesas y malienses se están centrando en la búsqueda de los asesinos de los dos periodistas de RFI a los que Fabius ha vinculado con los combatientes islamistas. El ministro ha asegurado este martes que la situación en el norte es complicada, pero que París sigue apoyando a las autoridades malienses.

«El presidente (Ibrahim Boubacar Keita) es el único que debe tomar decisiones y Francia está a su lado», ha asegurado Fabius. «En los próximos días quizás estemos obligados a tomar muchas decisiones», ha añadido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here