Francia juzga un responsable del genocidio en Rwanda

0
485

Pascal SimbikangwaUn tribunal de Francia comienza hoy un juicio contra Pascal Simbikangwa, acusado de ser uno de los responsables del genocidio perpetrado en Rwanda entre abril y julio de 1994 que causó más de 800 mil muertos.

El proceso es el primero que se llevará a cabo en una corte gala por los hechos cometidos en ese país africano, calificados como crímenes contra la humanidad, un delito imprescriptible y de persecución universal.

A lo largo de los 20 años transcurridos desde esa tragedia, Francia fue acusada por organizaciones humanitarias y no gubernamentales de permitir que varios de los autores de esas masacres se refugiasen en su territorio.

Los sucesos se desencadenaron tras la muerte del entonces presidente Juvenal Habyarimana, cuyo avión fue derribado el 6 de abril de 1994 cerca del aeropuerto de Kigali.

Casi de inmediato comenzó la matanza de miembros de la etnia tutsi, acusada por el ataque, así como de hutus moderados u opositores al gobierno y en los 100 días posteriores fueron eliminadas más de 800 mil personas.

Simbikangwa, director de uno de los servicios de investigaciones del régimen, está acusado de proveer armas, sobre todo machetes y garrotes, a los escuadrones de la muerte y supervisar sus acciones.

Tras el fin del genocidio, huyó del país y se instaló en el territorio de ultramar francés de Mayotte, donde residió varios años con otra identidad.

En 2008 fue capturado por la policía en una operación contra traficantes de documentos falsificados y en el curso de las investigaciones se determinó su verdadero nombre, así como su responsabilidad en las masacres cometidas en Rwanda.

La justicia gala decidió realizar el juicio en esta capital, donde participarán una veintena de testigos que viajarán desde la nación africana, mientras otros brindarán testimonio en videoconferencias desde Suecia, Bélgica y Canadá.

Agrupaciones humanitarias saludaron la decisión de Francia de asumir sus responsabilidades, sobre todo tras los vínculos que existieron entre París y el gobierno de Habyarimana.

Otros 27 expedientes sobre el genocidio rwandes están en la actualidad en proceso de investigación, sin conocerse todavía cuándo llegarán hasta los tribunales galos.