Frágil acuerdo de paz en Sudán del Sur en el filo de la navaja

0
368
El frágil silencio de las armas acordado por los beligerantes en Sudán del Sur, en vigor desde el viernes, apenas duró unas horas tras reportes de fieras violaciones de la tregua de la cual ambos rivales se acusan.

Portavoces oficiales del gobierno del presidente Salva Kiir sindicaron a las fuerzas leales al exvicepresidente Riek Machar de atacar el domingo la localidad de Maban (noreste), en el Alto Nilo, mataron 18 civiles, de ellos tres etíopes y dos sudaneses, e hirieron a 44.

Las mismas fuentes señalaron que en la zona ‘reina la tensión después del entierro de las víctimas del ataque; la población, que abandonó el área tras el ataque, rehúsa volver a sus hogares’.

De su lado, fuentes de las tropas leales a Machar acusaron a las autoridades de ‘un fuerte bombardeo contra el área de Maban’ y refutaron la versión oficial sobre el ataque a civiles.

El incidente, cuyas secuelas están por ver, disminuye el optimismo sobre una solución a la crisis de casi cinco años en este empobrecido país del este africano, detonada por la cesantía de Machar de su cargo de vicepresidente acusado por el presidente Salva Kiir de querer asesinarlo y ocupar su cargo.

Ambos beligerantes sostuvieron un encuentro preliminar en Addis Abeba, la capital etíope y volvieron a reunirse horas después en Jartum, donde concluyeron un pacto basado en el retorno a sus bases de las respectivas fuerzas, el establecimiento de tres vicepresidencias temporales en igual número de ciudades y el reinicio de la extracción de petróleo de sus yacimientos bajo protección sudanesa.