Fosa común dentro de un campamento militar usado por Séléka en Bangui

0
474

ONUCascos azules de la Unión Africana han descubierto una fosa común en un campamento militar en el centro de Bangui ocupado por rebeldes de Séléka, según un testigo de Reuters, que ha podido ver al menos una docena de cadáveres.

El director de la Cruz Roja Centroafricana, Pastor Antoine Mboa Bogo, ha indicado que su equipo ha confirmado que había una fosa común en el campamento, pero aún no ha determinado el número de muertos. Un equipo de Cruz Roja regresará al lugar el jueves, ha precisado.

Los cuerpos fueron arrojados a una cámara subterránea, aparentemente una fosa séptica, y por el momento se desconoce quién podría estar detrás de las muertes. República Centroafricana vive inmersa en un escenario de violencia constante entre antiguos rebeldes musulmanes y milicias cristianas.

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Antonio Guterres, de visita en Bangui, ha descrito la situación como una «catástrofe humanitaria» y ha denunciado la «limpieza étnica y religiosa» que se está produciendo en el país africano. «Hay que pararla», ha reclamado.

El ministro de Defensa francés, Jean-Yves Le Drian, se ha reunido este miércoles con la presidenta interina centroafricana, Catherine Samba-Panza, y ha advertido de que ahora los ‘anti-balaka’, de mayoría cristiana, representan la principal amenaza para el país. La ONG Human Rights Watch (HRW) incluso ha alertado de que aspiran a exterminar a todos los musulmanes.