Folha de Sao Paulo intenta sustituir a la justicia electoral, alertan

0
171
Al virtualmente excluir la candidatura del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva en las encuestas de intención de voto, el periódico Folha de Sao Paulo intenta sustituir a la justicia electoral, alertó hoy el diario digital Brasil 247.

El Instituto Datafolha deberá divulgar el próximo domingo una nueva pesquisa sobre la elección presidencial de octubre y aún cuando el Partido de los Trabajadores (PT) confirmó ayer la candidatura de Lula, éste no figura en la tarjeta principal del levantamiento, anticipó la publicación.

Pese a liderar en todos los posibles escenarios en la totalidad de los sondeos realizados anteriormente, Lula aparece sólo esta vez en las fichas tres, cuatro y nueve, detalló.

El diario digital recordó que en la legislación electoral brasileña ‘no existe impedimento para que un preso -y todavía más un preso político y condenado sin pruebas como el expresidente- pueda disputar una elección’.

La publicación reprodujo, además, informaciones de un periódico de la ciudad de Belo Horizonte según la cual la prisión de Lula, sorpresivamente ordenada el jueves pasado por el juez Sergio Moro, favoreció la imagen del exgobernante, como corroboró una consulta telefónica realizada en los últimos días por un gran instituto nacional.

En una resolución dada a conocer anoche, la Dirección Nacional del PT confirmó que Lula continúa siendo su aspirante a la Presidencia de la República y que registrará su candidatura el próximo 15 de agosto.

A fines de marzo pasado un sondeo del Barómetro Político Estadao-Ipsos situó al líder histórico del PT como el político más aprobado de Brasil, con un 41 por ciento de respaldo.

La propia pesquisa demostró que en lado opuesto se coloca el presidente Michel Temer, con una desaprobación que oscila entre el 93 y el 94 por ciento, aventajando con holgura al titular de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia (71); y al ministro de Hacienda, Henrique Meirelles (69).

Mientras, a comienzos de ese mismo mes una encuesta realizada por la Confederación Nacional del Transporte y la empresa MDA Pesquisa situó a Lula como claro ganador en las urnas, con un 33,4 por ciento de las intenciones de voto, casi el doble del precandidato de la extrema derecha Jair Bolsonaro (16,8), el segundo mejor ubicado.