Fiscalía del TPI denuncia el «obstruccionismo» del Gobierno keniano

0
328

Uhuru KenyattaEl Tribunal Penal Internacional (TPI) no tiene opciones realistas de juzgar exitosamente al presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, ante el «obstruccionismo puro» del Gobierno del país africano, han denunciado este miércoles los fiscales.

   Estos han señalado al tribunal que necesitan acceso a los datos financieros de Kenyatta, que consideran que podrían mostrar que pagó de forma indirecta grandes sumas de dinero a los autores de una ola de violencia que sacudió el país tras las elecciones de 2007.

Kenyatta está acusado con crímenes contra la Humanidad relacionados con la violencia que se vivió a principios de 2008 y que dejó 1.200 muertos y miles de desplazados. El presidente keniano niega los cargos.

«Han pasado casi dos años desde que pedimos este material», ha denunciado el abogado de la acusación Ben Gumpert. «Con toda la información de la que disponemos, hemos agotado todas las perspectivas razonables. Pero estamos bajo la obligación de continuar nuestras investigaciones (…) las piedras que todavía hay que remover son cada vez menos prometedoras», ha lamentado Gumpert, explicando por qué el acceso a los datos fiscales de Kenyatta podría ser crucial.

«Nosotros vemos la postura del Gobierno de Kenia como obstruccionismo puro», ha subrayado. Los fiscales quieren que los jueces dictaminen que Kenia no está cumpliendo con sus obligaciones ante el TPI y que aplacen el juicio hasta que entregue más material en relación con el caso.

Los abogados de Kenyatta, que quieren que los jueces desestimen el caso, han defendido que la acusación está intentando abandonar su caso al tiempo que responsabiliza al Gobierno keniano de su fracaso.

El juicio es importante para el TPI, que solo ha conseguido llevar a cabo una condena y ha visto como numerosos casos se venían abajo en sus once años de existencia. Kenia advierte de que el tribunal podría desestabilizar Africa Oriental si sigue adelante con los cargos.

Los fiscales del TPI acusan a Kenyatta de haber orquestado los enfrentamientos, pero su causa se ha visto debilitada por la retirada de varios testigos desde que se presentaron por primera vez los cargos en su contra.

El juez que preside la sala, Kuniko Ozaki, ha dicho que el tribunal no se pronunciará sobre las peticiones formuladas por la acusación o la defensa este miércoles. El juicio fue aplazado por cuarta ocasión el mes pasado después de que los fiscales indicaran que otro testigo se había retirado y pidieran más tiempo para recabar pruebas. Según estos, su testigo fue chantajeado o intimidado para que no testificara.