Expertos etíopes advierten sobre donativos del Banco Mundial

0
573
Expertos locales aconsejaron al Gobierno de Etiopía tomar precauciones al aceptar donativos de instituciones financieras internacionales, como el Banco Mundial (BM), que pueden poner en peligro la soberanía económica.

El primer ministro etíope, Abiy Ahmed, confirmó que el BM proporcionará mil millones de dólares en apoyo presupuestario directo al país en los próximos meses.

Las críticas cubren una amplia gama de temas, pero generalmente giran alrededor de los enfoques adoptados en la formulación de políticas, de acuerdo con los especialistas.

Esto incluye los impactos económicos y sociales que dichas normativas tienen sobre la población en Estados que reciben asistencia de esa institución, así como del Fondo Monetario Internacional, detalló a Prensa Latina Tewolde Gebresembet, investigador del Centro de Estudios Estratégicos.

Ponen condiciones a los préstamos basándose en los principios del ‘Consenso de Washington’, que a su vez se enfoca en la liberalización (del comercio, la inversión y el sector financiero), la desregulación y la privatización de industrias nacionales, puntualizó Gebresembet.

A menudo, apuntó, las mismas son impuestas sin previa evaluación de las circunstancias y las recomendaciones prescriptivas fracasan en resolver los problemas a los que supuestamente intentan darle solución.

Todo ello puede resultar en la pérdida de autoridad para gobernar la propia economía, ya que las políticas nacionales están predeterminadas bajo los paquetes de ajuste estructural.

Dudas sobre tópicos de representación surgen como consecuencia del desplazamiento en la regulación, que pasan de ser competencia de los funcionarios locales a la de una institución financiera en Washington D.C (capital de Estados Unidos) en la que las naciones con indicadores en desventaja tienen muy poco poder de voto, destacó.

Muchos de los proyectos de infraestructura financiados por el Grupo BM tienen implicaciones a nivel social y ambiental para los pobladores de las zonas afectadas y el criticismo se centra en los cuestionamientos éticos que surgen de esa financiación, manifestó el comentarista Solomon Kassa.

Por ejemplo, la construcción de plantas hidroeléctricas resultó en el desplazamiento de comunidades indígenas en ciertas áreas.

También han surgido reclamos alrededor de los trabajos que el BM realiza en sociedad con el sector privado, ya que socava el rol estatal como proveedor de bienes y servicios esenciales tales como la salud y la educación, lo que resulta en la caída de estos servicios en territorios que más los necesitan.

Los observadores también se muestran escépticos ante el rol de las instituciones Bretton Woods en la formación del discurso sobre el desarrollo a través de sus investigaciones, programas de capacitación y actividades de publicación.

Debido a que el Banco Mundial y el FMI son consideradas expertos en el campo de la regulación financiera y el desarrollo económico, todo discurso alternativo es socavado o eliminado.

Existen también críticas contra las estructuras de Gobierno de dichas agrupaciones que son dominadas por países industrializados, ya que son éstos quienes representan la mayor cantidad de donaciones, pero que carecen de información y no consultan con los implicados.