Exoneran a policías de EE.UU. en muerte de afroestadounidense

0
193
El fiscal general del estado norteamericano de Luisiana, Jeff Landry, anunció hoy que no se presentarán cargos contra dos oficiales blancos de la policía de Baton Rouge envueltos en la muerte del afronorteamericano Alton Sterling.
‘Esta decisión no fue tomada a la ligera. Llegamos a esta conclusión después de incontables horas de revisión de la evidencia’, expresó 10 meses después de que el Departamento de Justicia también descartara los cargos criminales federales con relación al fallecimiento ocurrido en julio de 2016.

Landry realizó el anuncio en una conferencia de prensa tras reunirse esta mañana con familiares de Sterling, cuya muerte renovó las protestas en torno al movimiento Black Lives Matter (Las vidas negras importan) en todo el país.

El hombre de 37 años fue baleado por uno de los dos policías mientras se encontraba en el suelo durante su arresto en Baton Rouge, capital de Luisiana.

Lo sucedido en el estacionamiento de la tienda en la cual Sterling vendía discos compactos fue grabado por varios testigos, y el vídeo muestra a los dos agentes tirarlo al suelo y luego dispararle a quemarropa.

De acuerdo con el testimonio de los agentes, procedieron de ese modo porque Sterling estaba buscando un arma, tras haber recibido una llamada sobre un hombre con una pistola en las afueras del establecimiento donde ocurrieron los hechos.

En mayo del año pasado los fiscales federales encontraron que no había pruebas suficientes para justificar los cargos de derechos civiles contra los oficiales Blane Salamoni, quien disparó a Sterling; y Howie Lake II.

Según determinaron, ambos agentes usaron varias técnicas menos letales antes de recurrir a la fuerza, Sterling luchó con los oficiales y no siguió las órdenes, y los vídeos sobre lo sucedido no pudieron comprobar o refutar la afirmación de Salamoni de que el afronorteamericano estaba buscando un arma.

Los oficiales recuperaron un revólver cargado del bolsillo del hombre, quien, como criminal convicto, no podía portar un arma legalmente.

A pesar de esas conclusiones, los cinco hijos de Sterling presentaron una demanda por homicidio culposo el verano pasado, al argumentar que los disparos contra su padre violaron sus derechos civiles y se ajustan a un patrón de fuerza excesiva y racismo dentro del Departamento de Policía de Baton Rouge.

La representante estatal Denise Marcelle, una demócrata que ha estado involucrada en el caso desde el principio, manifestó este martes que la decisión de Landry significa que la familia no recibirá justicia.