Exigen piratas somalíes pago de rescate por buque secuestrado

0
565
Los secuestradores del buque petrolero Aris 13 exigieron un pago por el rescate de la nave a cambio de liberarlo, sin embargo mantienen cautiva a la tripulación, informaron fuentes de la Unión Europea (UE).

Encargados de la misión del bloque europeo contra la piratería en Somalia dijeron que hombres armados exigieron el pago -que aún no se decide-, mientras que la Fuerza Naval de la UE indicó que finalmente se comunicaron con el capitán del barco y este les proporcionó detalles de lo acontecido.

El secuestro ocurrió este lunes y es el primero desde el 2012 registrado contra un barco comercial de gran tamaño frente a las costas de Somalia.

Naciones Unidas advirtió en octubre sobre lo frágil de la situación en las zonas litorales de este país y señaló que los piratas somalíes ‘tienen la intención de proseguir sus asaltos’.

Un experto explicó que algunas autoridades bajaron la guardia cuando el escenario se tranquilizó en la región.

Las fuentes de la misión de la UE apuntaron que los hombres armados encerraron a la mayoría de los tripulantes del buque en un recinto e interrumpieron todas las líneas de comunicación.

Con ocho personas de Sri Lanka a bordo, el Aris 13 transportaba combustible de Yibuti a esta capital, cuando los hombres en pequeñas embarcaciones lo embistieron, detalló el director de la organización privada Oceans Beyond Piracy, John Steed.

‘El buque alertó sobre la persecución de las dos lanchas y después desapareció’, aseveró.

Aris 13 pertenece a la empresa panameña Armi Shipping y es agenciado por Aurora Ship Management, en Emiratos Árabes Unidos.

Hace cinco años los piratas somalíes perpetraron más de 200 ataques en las costas de Somalia, según confirmó la Oficina Marítima Internacional.

En 2011, Ocean’s Beyond Piracy calculó que el gasto en piratería ascendía a siete mil millones de dólares.

La cifra de asaltos por la piratería somalí descendió notablemente cuando los barcos comenzaron a evitar la costa y reforzaron las medidas de seguridad.

Mientras las fuerzas navales regionales impidieron durante los últimos meses varios secuestros en la zona y aumentaron la seguridad en el área, presumiblemente una ruta estratégica.