Exigen investigar a fondo muerte de vendedor ambulante en Madrid

0
412
El líder del partido Podemos, Pablo Iglesias, demandó hoy a las autoridades pertinentes el pronto esclarecimiento de la muerte de un vendedor ambulante senegalés, durante una persecución policial en el barrio madrileño de Lavapiés.

En declaraciones a la televisora Antena 3, Iglesias consideró terrible que alguien muera por tratar de ganarse la vida cuando, según su criterio, la impunidad con los corruptos es descomunal en España.

Para el secretario general de la tercera fuerza política en esta nación europea, este suceso resulta inaceptable en una sociedad democrática y ‘en un país en el que los niveles de impunidad respecto a los corruptos que nos roban a todos siguen siendo enormes’.

Es algo enormemente triste, subrayó el político de izquierda que, aunque reconoció la prohibición de la venta ambulante, admitió que no puede evitar ‘sentir solidaridad por alguien que está vendiendo lo que puede para sobrevivir’.

Iglesias exigió una investigación exhaustiva sobre el deceso la víspera del senegalés de 35 años Mmame Mbage, al sufrir un infarto cuando escapaba de un control policial en Lavapiés, uno de los distritos más multiculturales de la capital española.

Sus compañeros aseguraron que falleció después de ser acosado por efectivos de las fuerzas de seguridad, tras una redada en la emblemática Plaza Mayor de esta urbe.

Por el contrario, la Policía Municipal de Madrid negó que se produjera una persecución.

Un portavoz de la institución armada citado por la prensa local aseveró que los agentes se encontraron al hombre en el suelo en parada cardiorrespiratoria y que intentaron reanimarlo sin éxito.

El fallecimiento motivó una concentración espontánea de medio centenar de manteros -vendedores irregulares que disponen su mercancía sobre mantas en la calle- en la plaza de Lavapiés para mostrar su indignación, a la que se unieron vecinos de la zona.

Algunos de los concentrados quemaron contenedores de basura y dañaron parte del mobiliario urbano, lo que motivó la intervención de los bomberos y la Policía y derivó en disturbios generalizados por todo el barrio.

Las protestas, que se prolongaron hasta la pasada madrugada, provocaron seis detenciones, así como heridas a una decena de agentes, de acuerdo con un portavoz policial.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, lamentó la muerte del mantero y aseguró que el Ayuntamiento investigará a fondo lo sucedido y actuará en consecuencia.

‘Toda mi solidaridad con familiares y amigos’, escribió Carmena en su cuenta en la red social Twitter al conocer lo ocurrido.