Etiopía se compromete en utilización equitativa de las aguas del Nilo

0
1068
Los países ribereños del Nilo, entre ellos Etiopía, se comprometieron hoy a fortalecer la gestión y la utilización equitativa de sus aguas para hacer frente a los impactos de la variabilidad climática y acelerar la cooperación mutua.

El compromiso se estableció como parte de las actividades y celebraciones por el día del Nilo de las cuales esta capital fue anfitriona.

La sede para los eventos, que sesionaron bajo el lema Río compartido, ganancia de todos, fue la Comisión Económica para África.

Etiopía también instó a Egipto a reanudar los compromisos para firmar y ratificar el Acuerdo Marco Integral (CFA) y establecer una institución multilateral: la Comisión de la Cuenca del Río Nilo.

Seleshi Bekele, Presidente del Consejo de Ministros del Nilo, que también es Ministro de Agua, Irrigación y Electricidad, hizo hincapié en que el establecimiento de la Iniciativa de la Cuenca del Nilo (NBI) en 1999 marcó un progreso especial en la historia de la Cooperación del Nilo.

El cambio climático, el crecimiento de la población y otros están devastando las economías de los países ribereños; por lo tanto, salvaguardar el recurso y promover la utilización equitativa del río es una tarea obligada para responder a las crecientes necesidades básicas también, apuntó Seleshi.

Señaló además que a pesar de los desafíos, aún existen grandes oportunidades de cooperación y desarrollo mutuo que indican que Etiopía ha sido y seguirá desempeñando un papel central en los esfuerzos multilaterales.

El titular también puntualizó que han pasado años desde que Egipto congeló la participación y el compromiso en asuntos relacionados con el CFA y que el país debería considerar y reiniciar la participación.

El embajador de Egipto en Etiopía y miembro del Consejo del Nilo del Ministro Abou Bakr, Hefny Mahmoud, dijo por su parte que su nación está abierta a la cooperación y el debate mutuos. Etiopía, Tanzania y Rwanda ratificaron el CFA, mientras que países como Kenia, Sudán del Sur, Burundi y Ruanda, que firmaron el documento, lo ratificarán.

Una vez que seis países ratifiquen el documento, dicho texto debe ser depositado en la Unión Africana, para su seguimiento y definitivo establecimiento.