Etiopía muestra ligero descenso en su inflación general

0
360
La inflación general, un indicador del costo de la vida, estancada en 13,6 por ciento durante los últimos dos meses, mostró un ligero descenso a 13,4 por ciento en enero, informó la Agencia Estadística Central de Etiopía (CSA).

El indicador bajó en enero debido a una caída en la tasa de inflación no alimentaria en un punto porcentual a 8,4 por ciento.

Pero aunque la inflación general disminuyó levemente, la inflación de alimentos el mes pasado se disparó a 18 puntos porcentuales debido a las fiestas religiosas de Navidad y Timket, empujando el precio de artículos como carne, leche, queso, huevos, aceite y mantequilla, legumbres, verduras y frutas arriba.

El índice general de precios al consumidor mes a mes, que mide los cambios en el nivel de precios de una serie de bienes de consumo y servicios, mostró un aumento de 0,4 puntos porcentuales en comparación con el mes anterior, según el informe de CSA.

A diferencia de los meses anteriores, los precios de los principales cereales mostraron una disminución, apuntó el texto difundido por la mencionada institución.

Sin embargo, a pesar de la caída en la inflación general, la inflación mensual aumentó un 0,4 por ciento en enero, lo que indica que los precios de los bienes fueron más altos en el último mes que el anterior.

La presión inflacionaria, por su parte, se mantuvo en los dos dígitos durante los últimos seis meses a pesar del plan del gobierno de mantenerlo por debajo del nueve por ciento, un dígito.

Opuesto al objetivo establecido en la segunda edición del Plan de Crecimiento y Transformación (GTP II), la inflación general es de dos dígitos desde agosto de 2017.

A pesar de la estricta política monetaria adoptada por el Banco Nacional de Etiopía (NBE), que impuso límites al crédito y elevó la tasa de interés aplicada a los depósitos en los bancos comerciales, se registró una tasa alta.

El organismo regulador, el banco central, también instruyó a todos los bancos comerciales a emitir cartas de crédito (LC) equivalentes al monto indicado en las facturas de cualquier bien, como un movimiento para reducir la brecha cambiaria entre el mercado oficial y el paralelo.

Para detener un aumento adicional en los precios de los bienes, la Oficina del Primer Ministro ya formó un nuevo comité de alto nivel para controlar la tasa de inflación.