Etiopía afronta este domingo unas elecciones sin sorpresas

0
423

Meles ZenawiTodo parece apuntar que las elecciones generales de este domingo en Etiopía darán una victoria clara al partido gobernante, el Frente Revolucionario Democrático Popular Etíope (FRDPE), que presume de convertir al país en una de las economías más prósperas de África, pero que enfrenta incesantes críticas por aplastar a la disidencia.

«Nuestro pasado fue desolador pero el país ha revertido su suerte», señaló el profesor Dawit Haileselassie en un mitin del FRDPE durante esta semana en Adis Abeba en el que añadió que votaría a este partido.

Alrededor de 36 millones de personas están llamadas a participar en los comicios, los primeros que celebra el país desde la muerte en 2012 del entonces primer ministro, Meles Zenawi. El partido de Zenawi ha estado en el poder durante casi 25 años y no parece probable que vaya a sufrir una derrota. Los resultados extraoficiales empezarán a publicarse en unos días, aunque el recuento final no será publicado hasta el mes próximo.

En los últimos años, Etiopía ha construido nuevas carreteras, ferrocarriles y presas hidroeléctricas a un ritmo vertiginoso, lo que ha atraído a muchas empresas y firmas internacionales. A este respecto el Banco Mundial estima que la economía etíope crecerá hasta el 10,5 por ciento en un año a partir de julio de 2015.

OPONENTE ÚNICO

El Gobierno insiste en que garantiza la libertad de expresión y no detiene a nadie en base a sus convicciones políticas. Además, acusa a sus oponentes de estar desorganizados y con falta de políticas populares.

En el Parlamento actual, de 547 escaños totales, solamente uno pertenece a alguien de la oposición. Otros 57 partidos participarán en las elecciones pero los expertos no creen que tengan posibilidades de imponerse en los comicios.

«No votaré en esta ocasión», ha señalado Mikael, un taxista que no ha querido proporcionar su apellido por temor a represalias del Gobierno y ha agregado que el FRDPE no «juega limpio».

La situación es peor en las áreas rurales, donde muchas personas viven inmersas en la pobreza. «En zonas rurales, la gente no conoce a ningún partido aparte del FDRPE, que pone su logo en limosnas estatales, como semillas y fertilizantes», ha asegurado un analista político que ha preferido permanecer en el anonimato.

Los donantes occidentales también han criticado en reiteradas ocasiones al Gobierno actual por encerrar a blogueros y periodistas, algo que las autoridades se defienden alegando que solo detienen a personas por delitos.

La oposición sumó 147 escaños en las elecciones celebradas hace diez años pero la mayoría de ellos rechazaron tomar posesión de los escaños por considerar que los comicios fueron fraudulentos. Muchos de los opositores pasaron dos años encarcelados acusados de incitar a la violencia.