En cuarta semana juicio contra 17 angoleños acusados de rebelión

0
404

activistas-angolaEl Tribunal Provincial de Luanda reanudará hoy el juicio, en su cuarta semana consecutiva, contra 17 angoleños acusados de protagonizar actos preparatorios de rebelión y subversión del orden y tranquilidad públicas.

Círculos judiciales informaron que este lunes continuará el interrogatorio al detenido Arante Kivuvo, pero se espera que sea de poca duración, pues la semana pasada respondió a preguntas de magistrados, el Ministerio Público y la defensa.

Desde que comenzó el proceso (16 de noviembre) se escucharon declaraciones de Nito Alves, Domingos da Cruz, Nuno Dala, Hitler Chikonde, Inocencio de Brito, Luaty Beirão, Banza Hanza y Kivuvo.

Las fuentes indicaron que algunos de los imputados, por estrategia de la defensa, recurrieron al silencio y solo respondieron preguntas obligatorias relacionadas con su identidad.

Beirão, uno de los incriminados que más interrogantes respondió al juez Januário Domingos, reconoció su participación activa en los hechos, pero negó haber pensado en acciones violentas.

Aseguró que luchaba para organizar manifestaciones y huelgas, con el objetivo de crear descontento y derrocar al gobierno.

Negó cualquier relación con el origen de un dinero (100 millones de dólares) para ayudar al grupo rebelde y que supuestamente sería depositado en cuentas bancarias en Namibia o Ghana.

Admitió sin embargo haber participado en reuniones en el capitalino municipio de Viana, con miembros del Jura, organización juvenil de la opositora Unión Nacional para la Independencia Total de Angola (Unita), para trazar estrategias sobre cómo podrían actuar.

Según el vocero de los Servicios Penitenciarios del Ministerio del Interior, Menezes Cassoma, de los encausados, 15 cumplen prisión preventiva en instrucción preparatoria y los otros dos (mujeres) están en libertad.

La Fiscalía notificó que los acusados pretendían «movilizar a la población de Luanda para una insurrección de desobediencia civil colectiva, mediante la colocación de barricadas en las principales calles de la capital y la quema de neumáticos en lugares con la mayor afluencia de extranjeros».

El viceprocurador general de la República, Helder Pitra Grós, aseguró que los incriminados querían alterar el cuadro político actual, cambiar al presidente del país, al de la Asamblea Nacional y hubo necesidad de intervenir para no permitir una insurrección.

Calificó de incalculables las consecuencias de una eventual rebelión. Tenía efecto de bola de nieve.

En la 14 sesión de Delitos Comunes del Tribunal Provincial de Luanda, el juicio se realiza en virtud de la ley de infracciones contra la seguridad del Estado.